Consultas: A.

B

C

D

E

F

G

H

I

J

K

L

M

N

O

P

Q

R

S

T

U

V

W

X

Y

Z

 

 

 

 

 

 

 

Cuadro de texto: Si no encuentra lo que busca envíe su consulta a los MSC.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 





Separación matrimonial  por violencia del esposo

  

De:                         Conocida a la Redacción

Tema:                     Consulta a msc

Fecha:                    05 May 2004 14:16:39 +0000

 

Hola,  soy cristiana venezolana con 5 años de matrimonio eclesiástico... el cual ha transcurrido con muchos altibajos, incluyendo una separación y reconciliación. El motivo de esta consulta es sobre los motivos que según la Biblia nos justifique una separación. Yo creo que ya es hora de hacerlo por cuanto mi esposo llegó al punto de la agresión física, cosa que me sembró en el corazón una gran decepción hacia él y rabia. El dice que volverá a hacerlo las veces que lo crea necesario y que no se arrepiente de haberme tratado así. No estoy dispuesta a soportar nuevas agresiones por lo cual requiero su opinión por favor al respecto... ¿Debe un cónyuge soportar este tipo de agresión por toda la vida?..  Ayúdenme a encontrar una respuesta

 

 

Estimada hermana en Cristo.

Que la fuerza del Señor resucitado la sostenga en su sufrimiento.

Como siempre le animamos a que busque asesoría en su Parroquia porque en el trato directo es mucho más fácil encontrar salidas adecuadas al caso.

No queremos dejarla sin respuesta. Por eso le ponemos lo que sigue:

Está usted pasando un problema que lamentablemente no es poco común. La Iglesia está muy preocupada por ello. Puede leer lo que lo que los Obispos de los EE.UU.. dicen al respecto. También hemos reunido una serie de sugerencias de cómo enfrentar el conflicto en el matrimonio.

 

La Iglesia admite la separación. Vea los números correspondientes del Derecho Canónico

 

C1152. |P3. Si el cónyuge inocente interrumpe por su propia voluntad la convivencia conyugal, debe proponer en el plazo de seis meses causa de separación ante la autoridad eclesiástica competente, la cual, ponderando todas las circunstancias, ha de considerar si es posible mover al cónyuge inocente a que perdone la culpa y no se separe para siempre.

 

|C1153. |P1. Si uno de los cónyuges pone en grave peligro espiritual o corporal al otro o a la prole, o de otro modo hace demasiado dura la vida en común, proporciona al otro un motivó legítimo para separase, con autorización del Ordinario del lugar y si la demora implica un peligro, también por autoridad propia.|P2. Al cesar la causa de la separación, se ha de restablecer siempre la convivencia conyugal, a no ser que la autoridad eclesiástica determine otra cosa. 

|C1154. Realizada la separación de los cónyuges, hay que proveer siempre de modo oportuno a la debida sustentación y educación de los hijos.

|C1155. El cónyuge inocente puede admitir de nuevo al otro a la vida conyugal, y es de alabar que así lo haga; y, en ese caso, renuncia al derecho de separarse.                             

 

Esto dice la legislación eclesiástica. Esto es su derecho. Pero hablemos de lo que Dios estará queriendo con usted. En todo caso usted tendrá que preguntarse por qué Dios permite este trance en su vida. Algo bueno está escondido allí. ¿Usted cree que Dios la ama? Entonces ¿qué es lo que Él quiere con usted? Vaya a ver la película "La Pasión de Cristo" y vislumbrará algo de lo que estamos hablando. Humanamente es un desacierto, pero ¿lo es para el Señor?

 

Mire: En el fondo su esposo está mal y necesita ayuda. ¿Por qué no acude a una persona que goza del respeto de su esposo para que le ayude en convencerlo para que le proporcionen asesoría? Somos conscientes que usted sufre mucho. Pero más que una vez hemos visto como el amor abnegado salva al otro. Póngase de cara al Señor y pregúntele lo que debería hacer.  No sabemos si tenemos el derecho de animarla a ser una cristiana de acuerdo a lo que sugiere el evangelio: "ofrecer la otra mejilla", "vencer el mal con el bien", etc. Nadie puede exigírselo. Esto tiene que brotar desde adentro.

 

En todo caso, la incluimos en nuestras oraciones y les pediremos a otros para que recen también para que el Señor la ilumine.

 

Que Dios la bendiga.

Eso le desean y por ello rezan

Los MSC del Perú

 

 


Volver al Inicio del Documento