[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

Domingo 6 de Pascua A - Catequesis preparatoria para niños: preparemos la Acogida de la Palabra de Dios durante la celebración de la Misa dominical parroquial

Páginas relacionadas
El Domingo y el Catecismo
Año Litúrgico Patrístico
Comentarios de Sabios y Santos
Iglesia del Hogar: Preparando en Familia
Catequesis preparatoria para los niños
Ejemplos que iluminan la participación
Recursos: Gráficos - Videos - Audios

 

1. LA PALABRA DE DIOS

2. CATEQUESIS

2.1 Catequesis I “Nos habla en el corazón”

2.1.1 Meta

2.2.2 La Catequesis

2.2 Catequesis II: Invisible

2.2.1 Meta

2.2.2 La catequesis “Ver con los ojos de la fe”


 

 

La Palabra de Dios y yo - cómo acogerla
Falta un dedo: Celebrarla

 

 

Las Lecturas del Domingo

Primera Lectura:                 Hch 8,5-8.14-17
Segunda Lectura:                1P 3,15-18
Tercera Lectura:                 Jn 14,15-21

 

2. CATEQUESIS

2.1 Catequesis I “Nos habla en el corazón”

2.1.1 Meta
Ayudar a los niños a que estén atentos a la voz de su conciencia que es la voz de Dios.


2.2.2 La Catequesis

Sugerencias para el diálogo

Había una vez una niña que vivía con su mamá en el bosque, lejos de la población. La mamá tenía que salir cada día para buscar alimentos y tenía que dejar  la niña a solas en el bosque. Esto le preocupaba muchísimo porque pensaba que la niña no podía solucionar  sus problemas a solas. Pero no había remedio. Tenía que trabajar. Ella se fue muy temprano. Cuando la niña se levantó encontró el alimento preparado. Desayunaba tranquilamente y luego se preguntaba lo que tendría que hacer. Cerró un momento los ojos y en un zás sabia lo que  tenía que  hacer.

¿Uds. sabrían lo que  tendría que hacer? Cerremos los ojos un momento y pensamos que estamos en el lugar de la niña. ¿Quién sabe qué más tendría que hacer?.....(lavar los platos y arreglar la mesa).

 

Luego la niña nuevamente se preguntó lo que tenía que hacer. Cerró los ojos y en un zás sabia lo que debía hacer. ¿Uds. saben?.....(limpiar la casa) Y así pasaba todo el día. Ella cerraba los ojos para saber lo que tenía que hacer y en un zás lo sabia.

 

LA AYUDA QUE NOS DEJO CRISTO

Jesús nos ha hablado hoy en el evangelio que Él debía dejarnos. ¿Adónde ha ido Él?......(al cielo).  Es verdad porque el próximo domingo vamos a celebrar la fiesta de la subida de Jesús al cielo. ¿Cómo se llama esta fiesta?....(la fiesta de la Ascensión). Muy bien.

Pero Jesús ha prometido que no nos dejará solos. Nos va a enviar a alguien que siempre nos acompañará. ¿Quién es?.....(el Espíritu Santo). Y Jesús ha dicho hoy en el evangelio que permanece con nosotros y está en nosotros. ¿Pueden decirme cuándo hemos recibido el Espíritu Santo?.....(en el bautismo)

¿Al Espiritu Santo se le puede ver?.......(no). El Espíritu Santo está con nosotros y nos ayuda. Somos muy afortunados.

 

Ejercicio

Recuerdan Uds. a la niña que vivía sola en el bosque. ¿Qué hacia ella cuando quería saber lo que debía hacer?.....(cerraba los ojos). Y en un  zás sabía. Un voluntario, que venga aquí adelante. Pero primero comienzo yo. En este momento quiero saber qué debo hacer. ¿Debo irme a mi casa y dejarlos a Uds. aquí o seguir con la explicación del evangelio? Cerro los ojos y en un zás sé lo que debo hacer. ¿Uds. lo sabrían también?.....(seguir explicando el evangelio). Ahora vamos a ver si esto funciona también con el voluntario.  Supongamos que quisieras saber si comerte todo el pastel o compartir con tus hermanos. Cierra los ojos y en un zás lo sabes...  (compartir). Otro voluntario: supongamos que tu mamá te llama. Cierras los ojos y en un zás sabes ¿qué es lo que debes hacer?.....(obedecer).

¿Quién creen Uds. que está hablándonos y nos dice en un zás lo que tenemos que hacer?.....(Dios). ¿Y Jesús ha dicho en el evangelio   quién está en nosotros?.....(El Espíritu Santo). Así durante la semana cuando queremos saber lo que hay que hacer, ¿cómo procederemos?.... (cerraremos los ojos y en  un zás sabremos lo que debemos  hacer)

 

Nuestro Lema será: EL ESPÍRITU SANTO NOS ENSEÑA LO QUE DEBEMOS HACER

 

 

 2.2 Catequesis II: Invisible

2.2.1          Meta

Descubrir  a Jesús que está presente entre nosotros

2.2.2          La catequesis “Ver con lo sojos de la fe”

Tonio el invisible

Hoy  les quiero contar de un muchacho que deseaba ser invisible. Se llamaba Tonio. Un día no había hecho sus tareas. Le daba miedo. Camino a la escuela pensaba:"Ojalá podría ser invisible".  Se sentó en su sitio. El profesor llamaba la lista Cuando llamó a Tonio este contestó:"Presente", pero nadie lo escuchaba. El maestro dijo: "Parece que Tonio falta. Ojalá no esté enfermo."

En este momento Tonio se dio cuenta que era en verdad invisible. Recorría el salón e hizo cada broma: jaló el pelo uno, movió los  cuadernos de otros. Y sus compañeros peleaban porque pensaban que el vecino era el culpable. Luego  Tonio dejó la escuela y subió a un ómnibus para ir a su casa. No pagó nada. Se sentó. Pronto una señora se sentó en el asiento a su lado y casi se desmaya cuando vio que su cartera quedaba colgada en el aire porque Tonio la mantenía así. Muchas otras cosas hizo Tonio. Volvió a la escuela para contar a los compañeros sus aventuras. ¿Qué pasó cuando trató de hacerlo?     (nadie lo vio)

Nadie le prestó atención porque nadie lo veía. Era invisible. Se puso un poco triste. Si Se fue corriendo a casa. Sus padres ya lo esperaban.  Su madre desde la ventana llamaba:" Toniooooooooo". Contestó: "Aquí estoy mamá", pero su madre continuaba llamando. Tonio entró la casa y sentó al lado de su padre. Este dijo:"Ojalá no le haya sucedido nada a Tonio, ya es muy tarde. Tonio se puso a gritar a más no poder:"¡Pero aquí estoy!" Nadie le escuchaba.

Tonio se puso a llorar:" No quiero ser invisible. Que mi padre y mi madre y me vean. Quiero jugar con mis amigos. Es horrible ser invisible, estoy tan solo". Bajó a la calle. "¿Por qué lloras?", le preguntó un  anciano que estaba sentado allí en una banca. "¿Usted me ve?,dijo Tonio. ¿Pero quién es usted?” El anciano contestó:"Por supuesto que te veo.  Yo te veo cada día cuando pasas delante de mí para ir a la escuela y cuando vuelves. Pero tu nunca me has visto. Soy un anciano y todos los días estoy sentado aquí, es como si fuera invisible para ti".

En ese momento la mamá  llamó de la ventana:"Tonio, sube enseguida. Ya te estamos esperando". "Mamá, ¿Tu me ves?" gritó Tonio.  "¡Qué   pregunta! Por supuesto que te veo. Sube ya es tarde".

 

¿Quisieras ser invisible?

Cuando las cosas andan mal, o cuando quiero gastarle una broma a alguien, entonces me gustaría ser invisible. Por lo demás me parece que sería muy duro ser invisible como el anciano sentado en la banca. Hay todavía más de estos "invisibles"?    Hay muchas personas que  son como invisibles porque nadie les presta atención, ancianos, enfermos que nadie visita, niños. Sería muy bonito que  estas personas dejaran de ser invisibles para nosotros. Por ejemplo, ¿hay un niño enfermo en su vecindario, o una persona anciana que está sola?  ¿Qué podríamos hacer para que se vuelvan visibles?

La historia nos ayudará además a ver a alguien invisible que muchas veces olvidamos que está cerca. Vamos a escuchar el evangelio.

 

SE LEE EL EVANGELIO

 

Ver a Jesús

Hemos escuchado  como Jesús cuenta a los discípulos que se va al Padre. ¿Pero les dice que siempre está con ellos por medio de quién?  Él prometió que iba a enviárselo ... (al Espíritu Santo). Jesús estará con  los hombres aunque no lo puedan ver. Recuerden que Tonio no pudo ver al anciano porque nunca le prestó atención. Así tampoco "vemos" nosotros a Jesús porque no le prestamos atención. Jesús mismo nos ha dicho donde le podremos ver cuando prestamos atención. Les voy a decir ahora las frases que nos permiten ver a Jesús: “Lo que han hecho al menor de mis hermanos lo han hecho a mí         ..... Tomad y comed este es mi cuerpo..... donde dos o tres están reunidos en mi nombre allí estaré yo  en medio de ellos”.     Y saben ¿cómo podemos verlos? Cuando abrimos bien los ojos del corazón. Cuando tengo fe veo con los ojos de mi corazón que en el niño pobre está... (Jesús). Cuando tengo fe y veo con los ojos del corazón que en la hostia que levanta el sacerdotes está... (Jesús). Cuando tengo fe y miro con los ojos del corazón, cuando entro a la Iglesia y veo a la gente reunida en el nombre de Dios me doy cuenta que allí está... (Jesús).

 

Nuestro lema será durante esta semana: Veremos a Jesús con los ojos del corazón.

 

 

3. Vivencia

Catequesis II

Invitamos a los niños que, juntos con sus padres, hagan una lista de las personas que ven todos los días y a los que no prestan atención mayormente. Durante la semana saludaremos especialmente a estas personas y si podemos las visitamos.

Catequesis I

Les entregaremos a los niños una hoja que lleva las siguientes columnas: El Señor me dijo en mi corazón que haga          ;  lo hice;   no los hice.

En las instrucciones  les decimos: Cuando reces tu oración de la noche paz un momento de silencio después de haber  pedido a Dios que te hable y escucha en tu r corazón lo que d te dice. Luego apúntalo en el día correspondiente. El día siguiente fíjate si  lo hiciste o no lo hiciste.

 

 

4 . Elementos a reforzar

Siempre  de nuevo es necesario llamar la atención  sobre los signos de la presencia del Señor para que los símbolos no  se pierdan en la rutina: la Palabra de Dios, los mismos  signos eucarísticos; el sacerdote que actúa "in persona ehristi", etc. Cuando se dan estos signos, está presente Cristo en la  asamblea. Por eso insistamos a que los niños hagan siempre la genuflexión con reverencia y sin apuro ante el santísimo, a que observen un comportamiento reverente durante las celebraciones, etc.  

 

 

6. Condición Previa

Cuentan los antiguos que cargamos con una piedra grande sobre nuestra nuca que no nos permite caminar erguidos y mirar el cielo sino nos obliga a mirar siempre el suelo. Con la gracia de Dios arrojemos esta carga de nuestros pecados y de nuestra falta de fe para tener los ojos abiertos a la presencia del Señor y para oír su voz en todo lo que nos rodea. Un(a) catequista que no se confiesa regularmente no sólo descuida su vida de fe sino que también algo les quita a los niños: una inquietud constante de querer convertirse. Uno no da lo que no tiene. Y mucho cuidado: demasiado grande es la tentación de tu utilizar el mensaje de Cristo para mantenerlos quietos a los niños y para que hagan nuestra voluntad. Así desvirtuamos la Buena Nueva. Tengamos con los  niños la paciencia de Cristo.

 

 

Con el Catecismo de la Iglesia Católica entender y  vivir la Palabra



[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]