[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

SAN IGNACIO DE LOYOLA: PEREGRINO AD MAIOREM DEI GLORIAM

EMILIANO JIMENEZ HERNANDEZ

Páginas relacionadas 

 


Por la fe Abraham peregrinó... Y Moisés
... se mantuvo firme como si viera al invisible.
Hebreos 11

Mirando el fin que todos pretendemos de la
gloria y alabanza de Dios nuestro Señor.
Proemio de las CONSTITUCIONES

 

San Ignacio de Loyola peregrino ad maioremo Dei gloriam

 

INDICE


PROLOGO

1. DE LOYOLA A LOYOLA: LOS COJOS CAMINAN

a) Nace en Loyola

b) Crece en Arévalo

c) Muere en Pamplona

d) Renace en Loyola


2. MONSERRAT: REVESTIRSE DE LA ARMADURA DE CRISTO

a) Vigilia ante nuestra Señora de Aránzazu

b) Camino de Monserrat

c) Noche en vela en Monserrat

d) Revestido de Cristo para resistir las asechanzas del Diablo


3. MANRESA: OJOS NUEVOS

a) Caminando a ciegas

b) "El hombre del saco"

c) La hora de la tentación

d) Ilustración del Cardoner


4. JERUSALEN: EN BUSCA DE LAS HUELLAS DE CRISTO

a) Camino de Jerusalén

b) Por Barcelona: con la esperanza puesta sólo en Dios

c) De Roma a Venecia: Solo y a pie

d) Entrada en Jerusalén sobre un asno

e) Contemplar las huellas de Cristo

f) Vuelta de Jerusalén: ¿Qué hacer?


5. BARCELONA: ESTUDIAR PARA AYUDAR A LAS ALMAS

a) Vino pensando ¿qué hacer?

b) De Venecia a Barcelona: Loco por Cristo

c) Las trampas del enemigo

d) El buen olor de Cristo


6. ALCALA: PRIMERAS PERSECUCIONES

a) Estudia y da los Ejercicios

b) Comienzan los procesos

c) En la prisión

d) Si os persiguen en una ciudad...


7. SALAMANCA: ALEGRAOS SI OS PERSIGUEN POR MI CAUSA

a) "Os entregarán a los tribunales"

b) La alegría de estar preso por Cristo

c) Dios habla con la persecución


8. PARIS: SENTIR CON LA IGLESIA

a) Estudiando con los niños

b) Seductor de estudiantes

c) Brasas de amor sobre el enemigo

d) Primeros compañeros

e) Anécdotas del nuevo Doctor en Teología

f) Los fundamentos de la Compañía

g) El voto de Montmartre

h) Sentir con la Iglesia


9. AZPEITIA: PROFETA EN SU TIERRA

a) Quien haya dejado casa, hermanos...

b) ¡Ya puede hablar libremente de Dios!

c) Peregrino por toda España

d) "Medio doctor" llega a Venecia


10. DE VENECIA A LA STORTA: DONDE TUERCE EL CAMINO

a) Comunicar lo que Dios le ha dado

b) La mejor escuela de los Maestros Parisienses

c) Somos la Compañía de Jesús


11. ROMA: BUENA JERUSALEN ES ITALIA

a) Los pobres sacerdotes peregrinos

b) "La más difícil contradicción de su vida"

c) Bula de fundación de la Compañía

d) Elección del Superior de la Compañía


12. EL MUNDO: HASTA LOS CONFINES DE LA TIERRA

a) Cada hora preparados para partir

b) Todos los caminos nacen en Roma

c) Hecho todo a todos para ganar los más posibles

d) Nos pareció necesario abrir Colegios

e) Mantener la unidad en la dispersión


13. EL CIELO: META DE LA PEREGRINACION

a) Soy todo impedimento

b) Ley interior de la caridad

c) Lo que dé mayor placer a Dios

d) A Jerusalén con la cruz

e) Final de la peregrinación: cara a cara con Dios

CRONOLOGIA DE LA VIDA DE SAN IGNACIO



PROLOGO

Escribir o leer la vida de un santo es acompañarle en el camino por él recorrido, aceptando la invitación secreta que nos hace a compartirlo. El, del mismo barro que nosotros, nos muestra cómo Dios le ha moldeado, venciendo sus resistencias, liberándole de sí mismo, para sacar de él su verdadera imagen escondida. La biografía de un santo se hace así un canto a Dios. Es dar gloria a Dios, artista perfecto, que nos muestra lo que desea hacer con cada uno de nosotros. El santo es un testimonio del amor y fidelidad de Dios. En él vemos que las promesas de Dios se han cumplido, alentando nuestra esperanza de que se cumplirán en nosotros.

El largo camino, con sus vueltas y rodeos, es una luz para vencer el desaliento de nuestro caminar por el valle oscuro de nuestra existencia. El Guía conoce el camino y la meta. Dejándonos conducir por El vamos seguros, aunque nos salgan al encuentro precipicios o montañas. La noche del dar vueltas no se cerrará en círculo, sino que hallará salida hacia la luz del día. El santo nos lo garantiza con su vida. Esto es lo que he buscado en Ignacio de Loyola. Es lo que deseaba Jerónimo Nadal, cuando insistía con Ignacio para que narrara su vida: que contase "el modo como Dios le había dirigido desde el principio de su conversión". Así brotó la Autobiografía. Es la historia de la acción de Dios con él. Ignacio es el Peregrino de las sendas que Dios misteriosamente abre ante él. Con ojos iluminados, Ignacio nos narra y muestra agradecido el rastro de Dios en los andares de su vida. Es la experiencia espiritual de todo cristiano que sigue como discípulo a Cristo. Conocer cómo ha dirigido el Señor a Ignacio es una ayuda para todos los elegidos a la vida cristiana.

Ignacio ha escogido la palabra Peregrino para protagonizar su narración. Al final de sus días es como se define a sí mismo. La vida es una peregrinación. Con esta denominación Ignacio se ha enraizado en toda la tradición bíblica y eclesial. "Se partió" es como un estribillo que aparece en cada página de la Autobiografía, como aparece en la historia de la salvación desde la llamada de Dios a Abraham a ponerse en camino hacia lo desconocido, fiado sólo de la palabra de Quien le llama.

La vida de la fe es siempre peregrinación. "Por la fe Abraham peregrinó...". Sus hijos en la fe confiesan, estimulándose a seguirle: "Un arameo errante era mi padre". Peregrino por la tierra para encontrar al Dios del cielo. De conversión en conversión ha ido madurando la fe de Ignacio. El suyo, como el de todo cristiano, no ha sido un camino simple, sino variado y complejo desde los primeros tanteos, con la pierna rota, de Loyola hasta la cima de Roma, "siempre creciendo en devoción".

Dios está siempre en éxodo y a sus elegidos les arranca de toda instalación, que siempre corrompe. El elegido de Dios es siempre peregrino por la tierra hacia la patria eterna. Dios se presenta como roca, refugio, protección, pero estas imágenes no hacen de El algo aprehensible, que el hombre pueda ligar a un lugar. Dios es inasible como la "nube" que día y noche precede a su pueblo en el camino. Por ello tampoco permite al creyente instalarse en ninguna experiencia de fe, como si ya hubiera llegado al final. Toda la vida, con la irrupción de Dios, queda abierta a la novedad de su acción creadora y salvadora. Su Espíritu sopla siempre en libertad. "Como el viento sopla donde quiere y oyes su voz, pero no sabes de dónde viene ni adónde va; así es todo el que nace del Espíritu" (Jn 3,8).

Así la aventura fascinante de la historia íntima de Ignacio va ligada a la peregrinación permanente de su vida de ciudad en ciudad hasta asentarse en Roma, para, desde ella, abrirse a la amplitud del mundo entero. Ignacio, peregrino por las tierras del mundo, nos irá conduciendo por esa amplia geografía, pero sólo para comunicarnos la actuación de Dios con él. Sin rodeos ni frases rebuscadas, Ignacio nos marca el camino del "conocimiento interno del Señor", invitándonos a seguir sus huellas en pos de Cristo. Por El es peregrino hacia Dios. El sabe muy bien que "mientras habitamos en el cuerpo, vivimos lejos del Señor, pues caminamos en la fe y no en la visión" (2Cor 5,6-7). Al final de su vida podrá comunicarnos "la facilidad de hallar a Dios siempre y a cualquier hora que lo deseaba".

La Autobiografía, relato hecho por el mismo Ignacio a Gonzálvez de Cámara en 1553, es la fuente principal de esta vida de San Ignacio. En ella aparece un Ignacio vivo y palpitante, con todo el calor confidencial de su origen. Ignacio, reacio por tanto tiempo, persuadido por Dios en la oración, termina por volcar su interioridad en los oídos de su silencioso confidente: le contaría toda su vida. Y lo hace con tal viveza que "hacía presente lo que era pasado". "Dictaba paseando", mientras el Padre Cámara "tomaba las palabras de sus labios".

En paz y agradecido a Dios, Ignacio rememora las sombras y luces de su pasado, haciendo de su vida un canto a la misericordia de Dios, que le ha rescatado del pecado y vanidad del mundo. Lo hace en tercera persona, como si fuera otro quien habla, pues en realidad no se siente protagonista. El verdadero protagonista de su historia es Dios. El es el peregrino que recorre los caminos que Dios, con su gracia, abre ante sus pies y ante sus ojos. Por ello nos muestra su peregrinación confiada hacia lo desconocido, ahora, al final de su vida, desvelado.

Ignacio nos narra sus vanidades, sus sueños, sus deseos, sus fracasos y persecuciones con la misma naturalidad con que nos cuenta las visiones y gracias que Dios obra en él y con él. No es que Ignacio recuerde todo, sino sólo lo significativo de su vida. La memoria no miente, pero filtra la historia, dejando de lado tantas cosas, que la curiosidad de los demás lamenta, pero que no sirven para la edificación de nadie.

La vida de Ignacio, narrada sucintamente en la Autobiografía, es el transfondo de las "páginas inefablemente simples" de los Ejercicios Espirituales, el libro de Ignacio que más ha trascendido y más ha influido en la espiritualidad de millones de cristianos. Ignacio, guiado por Dios, se ha convertido en guía para los demás. El camino, que Dios le ha marcado a él, gratuitamente lo ofrece él en los Ejercicios. Pero, aunque los Ejercicios hallan llevado a la conversión a tantas almas, hay que decir que no es un libro de lectura. No se puede comprender leyéndolo, sino haciendo los ejercicios en él indicados. San Ignacio creyó conveniente completar las anotaciones de los Ejercicios con varias directrices, algunas escritas y otras orales, dadas a los directores de los Ejercicios. Se trata de notas sueltas. Ignacio no quiso fosilizar con normas fijas el soplo vivificador de los Ejercicios, que son vida y destinados a injertar vida en las almas. Ni el ejercitante debe tener el libro de los Ejercicios, ni tenerlo presente el Director de los Ejercicios. Debían ser transmitidos de forma oral, vital: de hombre a hombre. San Ignacio se dedicó a formar discípulos que vivieron ellos mismos los Ejercicios; hombres que llevaran en sus almas el espíritu que latía bajo la letra de su libro; que su vida y mentalidad fuesen un reflejo de los mismos Ejercicios. No se trataba, pues, de enseñarles un método o una técnica, sino de comunicarles una vida y un espíritu.

También en sus últimos años Ignacio se dedicó a escribir las Constituciones de la Compañía. En ellas va volcando en normas el espíritu de los Ejercicios. La semilla de los Ejercicios se hace fruto en las Constituciones. La fuerza de sus normas está en la savia de vida extraída de los Ejercicios. Como dice el P. Palma: "Las Constituciones se trasladaron del espíritu que Dios escribió en los corazones de nuestros primeros Padres, y éste se le comunicó el mismo Señor por medio de los Ejercicios". Todo en ellas está dirigido a buscar "el mayor provecho de las almas y la gloria de Dios". Todos los medios que llevan a Dios y sirven para su gloria los acepta Ignacio; si no, los rechaza. Y el móvil de todas las acciones ha de ser "la ley interior de la caridad y el amor que el Espíritu Santo escribe e imprime en los corazones".

Y las Cartas son como un comentario de los Ejercicios y de las Constituciones. En ellas aplica sus ideas a situaciones concretas, manifestando sus propias reacciones ante los hechos. Así es el mismo Ignacio quien aparece ante nosotros en su vida ordinaria y en el desempeño de su misión. En las cartas va desgranando día a día lo más íntimo y vital de su persona. En ellas se transparenta su alma con sus reacciones y anhelos; se desvelan sus resortes más íntimos, sus alegrías y tristezas, sus luchas e inquietudes. A través de las siete mil cartas, que se conservan, se puede pulsar el latido del corazón de Ignacio; en ellas descubre sus sentimientos de indignidad al ser nombrado Prepósito general; nos relata las persecuciones sufridas; le vemos prorrumpir en alegría al recibir la noticia de que Javier ha entrado en Japón; nos descubre su pecho encendido por el deseo de la salvación de las almas; no oculta el amor que siente por los misioneros, como lo que siente al saber que un religioso desearía quemar a todos los jesuitas desde Perpiñán a Sevilla: "yo digo y deseo que él y todos sus amigos y conocidos, no sólo los que se hallaren entre Perpiñán y Sevilla, mas cuantos se hallaren en todo el mundo, sean encendidos y abrasados del Espíritu Santo, para que todos ellos, viniendo en mucha perfección, sean muy señalados en la gloria de su divina Majestad". Cada carta nos da un aspecto de su alma y de su vida. Y casi todas acaban con la misma fórmula, síntesis de su alma y vida: "Quiera Dios, nuestro Señor, darnos su gracia cumplida para que sintamos su santísima voluntad y la cumplamos enteramente".

Los "escritos" de Ignacio rezuman una honda sensación de verdad; late en ellos una profunda emoción vital. Es la luminosidad interna la que les da vigor por encima de la tosquedad externa. La mente iluminada de Ignacio hace latir su corazón para comunicarnos la interioridad de su vida espiritual. Como dice el mismo P. Cámara "las cosas no las adorna con palabras, sino con las mismas cosas, contando tantas circunstancias que casi persuaden por la fuerza: cuenta una cosa que pasó hace diez, quince o más años, y la pone ante los ojos".

En este libro, pues, se trata de rastrear las confidencias personales que, discretamente, Ignacio ha sembrado en los Ejercicios Espirituales, en las Constituciones de la Compañía de Jesús, en los miles de Cartas y, de un modo particular, en la Autobiografía del Peregrino y en el Diario espiritual, donde Ignacio nos abre su corazón. Hoy conocemos el Diario, que Ignacio escribió bajo la cálida emoción de la gracia para su uso personal. Publicado íntegramente por primera vez en 1934, el Diario nos permite entrar dentro del recinto más escondido del alma de Ignacio y atisbar sus relaciones más íntimas con la Santísima Trinidad; en él nos ha dejado el eco de sus más vivas efusiones de amor a Dios. En él intenta aprisionar el momento divino experimentado en la Eucaristía y en la oración que la precede o prolonga. No se cuida de la belleza de la forma, sino de precisar con la mayor exactitud posible la iluminación recibida y las sensaciones en él suscitadas. Con viveza expresa lo que quiere decir, aunque quebrante la gramática. Todos estos escritos rezuman la vida personal e íntima de Ignacio, rebosante de plenitud cristiana. Es la experiencia interior, que brota venciendo la resistencia del pudor, pero que tiene el calor de las confidencias inmediatas, "recibidas directamente de sus labios" por Gonzálvez de Cámara, Nadal, Ribadeneira, Polanco.

Hilvanar estas confidencias dispersas es lo único mío en este libro. Es Ignacio mismo quien nos describe el "itinerario interior" de su peregrinación en la fe, el camino por donde Dios le "ha ha dirigido desde el principio de su conversión".


[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]