P. Jorge Meier MSC


El P. Jorge Meier Brautmeier MSC nació en Alemania en Ostenland (Diócesis Paderborn) el 30 de octubre del año 1932. Después de la primaria y dos años de secundaria en su tierra ingresó a los 15 años en el Seminario menor de los Misioneros del Sagrado Corazón de Jesús en Hiltrup. Al finalizar el bachillerato ingresó al Noviciado en Vussem, hizo sus primeros votos el 14 de mayo de 1954 y sus votos perpetuos el 13 de mayo de 1957. Siguió sus estudios superiores en el Filosofado de Kleve y el Teologado en Öventrop. Se ordenó sacerdote el 6 de abril de 1959. Después de terminar sus estudios y un año de práctica pastoral, se cumplió su deseo de trabajar en misiones. Llegó al Perú el 2 de junio de 1960. Fue enviado a Huaraz, donde realizó labor pastoral en la mayoría de las estancias, en la parroquia y en los colegios fiscales. En 1966 fue nombrado Vicario Cooperador en San Felipe Apóstol, siendo párroco el P. Germán Schmitz. Al año siguiente regresó a Huaraz para hacerse cargo de la Parroquia de Jangas (15 kms al norte de Huaráz). Tras el terremoto de 1970 fue nombrado Administrador Apostólico de la Diócesis de Huaraz. Sin embargo, en 1972 fue trasladado a la Prelatura de Caravelí para ayudar como Vicario General a Mons. Bernardo Kühnel.

En 1974 estuvo en Chala, promoviendo la construcción de la nueva iglesia y la casa parroquial. Casi inmediatamente después de la bendición de la iglesia en 1975, fue enviado a Pauza para hacerse cargo de la parroquia. Aquí también fundó un comité pro-construcción de la iglesia parroquial; la obra recién se pudo concluir en 1979. Mientras tanto, estuvo comprometido en diversos proyectos en beneficio de la comunidad, entre ellos la fundación de una Cooperativa Agraria de Servicios y la construcción de un Centro de Salud, que comenzó a funcionar desde principios de 1980. En 1983 tomó a su cargo la parroquia de Caravelí hasta 1986. Por motivos de salud regresó a Alemania, donde era párroco en Lippling, cerca de su pueblo natal. Después de 7 años regresó con muchos ánimos al Perú el año 1993. Trabajó una década en Acarí, donde erigió el Colegio Técnico “San Martín de Porres” y tuvo que coordinar la reconstrucción de muchas iglesias de la zona que fueron dañadas por el terremoto de 1996. Además estableció un fundo de olivos para el sustento del Seminario. Hasta hace poco estuvo supervisando la elaboración del aceite de oliva.

De buen humor, emprendedor y muy entregado, después de un largo sufrimiento causado por la enfermedad, el Señor lo recogió en su Reino la noche del miércoles 27 de agosto 2004. Ahora el P. Jorge descansa en paz.