Conversión de Leonardo Mondadori


 

 

Leonardo Mondadori, el hombre más poderoso del mundo editorial italiano, se convierte del ateísmo al catolicismo (C.I.A.S.)  

 

 

La prensa italiana, española y también de todo el mundo recoge de diferentes formas la noticia de la conversión de Leonardo Mondadori, un hombre que preside el primero y el más potente grupo editorial italiano. En el diario LA RAZÓN, dentro de la sección semanal Fe y Razón del miércoles 3 de abril, se destaca que Mondadori ha hecho pública su evolución en un libro titulado “Conversione. Una storia personale”, publicado por su editorial, Editrici Mondadori. Este empresario, divorciado dos veces, ha decidir creer y vivir en castidad, un testimonio público de fe que ha revolucionado el ambiente laico de la cultura italiana. El libro, que es una entrevista que le hace el también converso Vittorio Messori, ha vendido en pocos días más de 30.000 ejemplares.

 La información también aparece a la revista ALFA Y OMEGA del jueves 4 de abril, donde además se habla de una grave enfermedad que sufre Mondadori, aunque no se especifica si es irreversible.   En lo que concierne a la prensa italiana, IL CORRIERE DELLA SERA destaca que Mondadori “ha abrazado la más grande de las ortodoxias católicas, es decir que va a Misa todos los domingos, tiene un director espiritual, se acerca habitualmente a los sacramentos y particularmente a la confesión y, por último ha decidido él, divorciado dos veces y con fama de frívolo, vivir soltero y en castidad”. En una entrevista, que es la que publica parcialmente LA RAZÓN, el empresario confiesa lo que le da miedo “no es el riesgo de ser considerado pasado de moda”, sino que no le comprendan. “Alguien dirá que, como tengo un tumor, caigo en brazos de la religión”, añade.  

Leonardo Mondadori asegura que su conversión ha sido un proceso largo y progresivo. “Es una sensibilidad que ha ido creciendo, con muchas caídas pero siempre con la voluntad de volver a levantarme”, explica. Por otra parte, recuerda que en el año 1992, cuando la religión no le interesaba nada, un responsable de relaciones públicas del Opus Dei en Italia, Pippo Corigliano, le ofreció presentarle a un sacerdote precisamente porque mostraba inquietudes. ”Notaba que mi vida estaba llena de errores”, reconoce Mondadori.  Y ante la pregunta de qué le convenció para ser cristiano, él responde así: ”Constaté que el Evangelio es realmente el manual de instrucciones para el uso del hombre y que Jesucristo es realmente la respuesta a todos nuestros interrogantes”. Finalmente, dice que el encuentro con la confesión es un de los momentos más intensos de su vida: “Me recordé de cosas que había olvidado, y después me vi en paz con Dios. Feliz”.

 

 

 

 

 


| Más