[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

Domingo de Pascua 2 A - Iglesia del Hogar: en Familia, como Iglesia doméstica, preparamos la Acogida de la Palabra de Dios durante la celebración de la Misa dominical parroquial

Páginas relacionadas
El Domingo y el Catecismo
Año Litúrgico Patrístico
Comentarios de Sabios y Santos
Iglesia del Hogar: Preparando en Familia
Catequesis preparatoria para los niños
Ejemplos que iluminan la participación
Recursos: Gráficos - Videos - Audios

 

1. Introducción a la Palabra del Domingo

1.1 Primera Lectura: Hechos 2, 42-47

1.2 Segunda Lectura: 1 carta de Pedro 1, 3-9

1.3 Evangelio: Juan 20, 19-31

2. Reflexionemos

2. 1 Los Padres

2.2 Con los Hijos

3. Relación con la eucaristía

4. Vivencia Familiar

5. Nos Habla la Iglesia

6. Leamos la Biblia con la Iglesia

7. Oraciones

 

La Palabra de Dios y yo - cómo acogerla
Falta un dedo: Celebrarla

 

1. Introducción a la Palabra del Domingo


1.1 Primera Lectura: Hechos 2, 42-47

¿Cómo quisiera usted que  fuera su parroquia? Lo que dice la gente generalmente son inquietudes de conseguir un servicio: que se lleve adelante un programa para los niños, que se entretenga sanamente a los jóvenes, que se ofrezca la información necesaria para los adutlos, etc.  Otros sueñan con grandes celebraciones masivas y emotivas, con sermones que conmuevan, con procesiones y liturgias con muchos sacerdotes y obispos.  Otros ven en la parroquia una institución de caridad que se preocupa de los pobres, enfermos y desamparados.. Otros  reclaman que se ofrezca los sacramentos a una hora que más les convenga: bautismos, matrimonioes, etc.  Una parroquia con tales características es un servicentro religioso, un supermercado para los creyentes.

¿Qué es una parroquia realmente?  La parroquia o, mejor dicho, la comunidad parroquial es una parte o porción de la Iglesia.  Debería reflejar, por tanto, las mismas características de la Iglesia misma que es una, santa, católico y apostólica. Tiene su razón de ser en el hecho de la resurrección de Jesucristo. Esta comunidad es signo y testimonio  de la Pascua. Esta comunidad anuncia la fe para salvación de los hombres. Para decirle con otras palabras:  laparroquia esuna comunidad de bautizados que unidos en el amor, dirigidos por los presbíteros en comunión con el obispo, celebra unánimemente la eucaristía y da testimonio en todos los niveles de la vida eterna.  ¿Quiénes son la parroquia? Usted y usted y usted y usted...

Por supuesto, una comunidad presta todos los servicios que hemos enumerados. Pero el fundamento es la fe y la experiencia común que Cristo ha resucitado y vive entre nosotros y que no hay salvación posible fuera de él.  Por eso los cristianos miembros d ella comunidad celebran juntos, comparten, trabajan y se divierten juntos porque han descubierto en los demás miembros de la comunidad la garantía de la presencia viva y vivificadora del Resucitado. Falta sólo que el Señor nos conceda  el poder de curar y sanar para que nuestro testimonio sea totalmente igual que el de los apóstoles. Esta breve descripción contiene todo lo que es o debería ser una comunidad parroquial. ¿Qué dice al respecto?

 

Ciclo B: Hechos 4, 32- 35

¿Cómo aplicar esta descripción de las primeras comunidades a nuestra familia?

 

 

1.2 Segunda Lectura: 1 carta de Pedro 1, 3-9

Pocas veces encontramos el problema del sufrimiento tan cerca  a la resurrección como en las palabras de San Pedro. Todo parece tan claro y evidente: Dios nos tiene preparada unaherencia imperecedera y su fuerza me guarda  y me permite  disfrutar de estqa herencia ya en este mismo instante por medio de la fe.  Aquí vemos que la fe es una nueva dimensión de vivir y no solamente una aceptación de verdades reveladas.  Pero esta fe es enclenque muchas veces, débil y manchada. Necesita ser fortalecida, necesita ser purificada.  Si el sufrimiento procura este fortalecimiento, esta purificación bienvenido sea entonces. El sufrimiento entonces está iluminado por la resurrección  será para gloria de él y para bien nuestro. Ojalá  que  esta manera de ver el sufrimiento se mantenga fuerte también en los momentos difíciles porque sólo puede producir  el bien y la paz.

 

Ciclo B: 1 Juan 5, 1-6

Muchas veces creemos que 'cumplir' es un 'cumplo y miento'. Quízas queremos cumplir pero nuestro corazón no está en ello. En cambio, aquellos que se sumergen en la resurrección tienen un nuevo corazón.

 

 

 

 

1.3 Evangelio: Juan 20, 19-31

¿Porqué Jesús le reprocha a Tomás su incredulidad? Porque no se ha fiado del testimonio de los apóstoles compañeros. En su arrogancia le da exclusiva importancia a su propio juicio. Es como aquellos cristianos que le tienen ojeriza a la Iglesia y el único criterio que valga es la propia inteligencia. ¿De dónde viene nuestra fe? Como dice San Pablo, la fe viene por lo escuchado, porque otros nos han dado testimonio, porque la Iglesia a través de los tiempos atestigua que Jesús ha resucitado. Jesucristo ha escogido a unos cuantos “que han visto al Señor “ para que ellos sean los garantes de la fe. Lo siento, Jesús no se aparece a los hombres para convencerlos que está vivo. ¿Por qué? Porque desea salvaguardar nuestra libertad.  Solamente cuando la fe nuestra acepta el testimonio entonces está abierta la puerta de nuestro corazón apra que se manifieste en nuestras vidas. Hay miles de maneras de cómo nos llega la fe. Y bienaventurados los que creen si haber visto.

 

2. Reflexionemos

2. 1 Los Padres

El tiempo pascual es un momento muy propicio para mirar nuestra manera de vivir la fe más de cerca.  ¿Qué es la fe? Es una manera de vivir la realidad de Dios en la vida de todos los días. No se trata sólo de un Dios omnipotente y omnipresente que me cuida. Se ha hecho hombre, ha muerto y resucitado para que yo pueda resucitar no solamente al final de los tiempos sino que pueda tener vida nueva  todos los días de mi vida.  De esta manera todos los acontecimientos de la vida se convierten en ocasión de encuentro, de diálogo entre Dios y el creyente. Es la fe del evangelio, es la fe en el Resucitado con las manos, los pies y el costado traspasado por amor mío, es la fe en Dios que nos llama “amigos”. Si no hay nada de todo esto será necesario que dejes de pedir lo que estás pidiendo a Dios en este momento. Sólo pídele la fe y todo los demás te será dado por añadidura. Además hay que tener bien claro lo siguiente:  no se puede vivir la fe y crecer  en ella a solas. La fe necesita el testimonio permanente de una comunidad, necesita de los sacramentos y necesita de la participación en la vida comunitaria.

 

2.2 Con los Hijos

Así como nos comunicamos cada día en la familia, nos saludamos en la mañana, conversamos, reímos juntos, trabajamos juntos así debería haber una comunicación permanente con el Señor. En este sentido necesitamos ayudarnos mutuamente. Si vivo entre personas cuya fe es tibia no recibo mucha ayuda. Si vivo con personas que tienen una fe grande entonces esto me estimula a pedirle al Señor que me dé una fe semejante. No importa la edad. Cada uno puede ser un ayudador para el otro.  Vamos a conversar un poco acerca de los momentos cuando los miembros de la familia me han ayudado a crecer en la fe.

 

3. Relación con la eucaristía

La manera como yo participo en la celebración de la  eucaristía me hace ver cómo vivo mi fe. Los que se aburren en la misa han vivido una fe “aburrida” durante la semana.  Si no me comunico con una persona durante la semana entonces el domingo no será muy distinto.

 

4. Vivencia Familiar

Es un buen momento a revisar un poco cómo se ve que nuestra familia tiene fe y la vive. ¿Cómo hacemos la oración en común? ¿Bendecimos a Dios por los alimentos y le damos gracias por ellos? ¿Cómo está la oración de la mañana y de la noche? ¿Qué lugar ocupa la Biblia en la vida familiar?

 

5. Nos Habla la Iglesia

Dios, que quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad (1 Tim 2, 4), habiendo hablado antiguamente en muchas ocasiones de diferentes maneras a nuestros padres por medio  de los profetas (Hb 1, 1), cuando llegó la plenitud de los tiempos, envió a su Hijo. El  Verbo hecho carne, ungido por el Espíritu Santo para evangelizar a los pobres y curar a los contritos de corazón,  como médico corporal y espiritual, mediador ente Dios y los hombres. En efecto, su humanidad, unida a la persona del verbo, fue instrumento de nuestra salvación. Por esto, en Cristo “se realizó plenamente nuestra reconciliación y se nos dio la plenitud del culto divino”.

Esta obra de redención humana y de perfecta glorificación de Dios, preparada por las maravillas que Dios obró en el pueblo de la Antigua Alianza, Cristo el Señor la realizó principalmente por el misterio pascual de su bienaventurada pasión resurrección  de entre los muertos y gloriosa ascensión. Por estoe misterio “con su muerte destruyó  nuestra muerte y restauró nuestra vida”. Pues del costado de Cristo dormido en la cruz nació el sacramento de la  Iglesia entera. (Vaticano II, Sobre la Liturgia, n. 5).

 

 

6. Leamos la Biblia con la Iglesia

Lunes                   Hechos 4, 23-31                   Juan 3, 1-8

Martes                 Hechos 4, 32-37                   Juan 3, 5ª.7b-15

Miércoles            Hechos 5, 17-26                   Juan 3, 16-21

Jueves                 Hechos 5, 27-33                   Juan 3, 31-36

Viernes                Hechos 5, 34-42                   Juan 6, 1-15

Sábado               Hechos 6, 1-7                        Juan 6, 16-21

 

7. Oraciones

Acto de Fe, Esperanza y Caridad

 

Creo en Dios Padre, creo en Dios Hijo, creo en Dios Espíritu Santo; creo en la Santísima Trinidad, creo en mi Señor Jesucristo, Dios y hombre verdadero.

 

Espero en Dios Padre, espero en Dios Hijo; espero en Dios Espíritu Santo; espero en la Santísima Trinidad; espero en mi Señor Jesucristo, Dios y hombre verdadero.

 

Amo a Dios Padre, amo a Dios Hijo; amo a Dios Espíritu Santo; amo a la Santísima Trinidad; amo a mi Señor Jesucristo, Dios y Hombre verdadero; amo a María Santísima, Madre de Dios y Madre nuestra y amo a mi prójimo como a mí mismo.

 

 



[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]