[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

Domingo de Pascua 3 A - Iglesia del Hogar: en Familia, como Iglesia doméstica, preparamos la Acogida de la Palabra de Dios durante la celebración de la Misa dominical parroquial

Páginas relacionadas
El Domingo y el Catecismo
Año Litúrgico Patrístico
Comentarios de Sabios y Santos
Iglesia del Hogar: Preparando en Familia
Catequesis preparatoria para los niños
Ejemplos que iluminan la participación
Recursos: Gráficos - Videos - Audios

 

1. Introducción a la Palabra del Domingo

1.1 Primera Lectura( Hechos 2,14.22-23)

1. 2  Segunda Lectura(1 Pe 17-21)

1.3 EVANGELIO: San Lucas 24.13-35

2. REFLEXIONEMOS

2.1 LOS PADRES

2.2 CON LOS HIJOS

3. Relación con la Misa

4. VIVENCIA FAMILIAR

5. - NOS HABLA LA IGLESIA

6. Leamos la Biblia con la Iglesia

7. - Oraciones

 

La Palabra de Dios y yo - cómo acogerla
Falta un dedo: Celebrarla

 

 1.  Introducción a la Palabra del Domingo

 

1.1 Primera Lectura( Hechos 2,14.22-23) (clic)

 

Es curioso como muy pocos cristianos pueden dar razón  de su esperanza.  Supongamos – perdone que volvamos sobre el tema -  que se le pida a Ud. resumir en unas cuantas líneas lo central    de su fe, ¿podría hacerlo sin  grandes titubeos y largas reflexiones?  Es necesario formular nuestra fe para "saber"   porqué somos cristianos

 

La lectura que vamos a leer forma parte del primer anuncio (kerigma) que encentramos en el NT del mensaje cristiano: Dios ha enviado a Jesús como Mesías y Salvador y lo ha acreditado por signos y milagros. Este Mesías ha muerto por el pueblo según los designios de Dios. Pero Dios lo resucitó al tercer día y lo ha sentado a su derecho constituyéndolo Señor del universo.

 

Esto es evidente; es nuestra fe. Pues este kerigma, este mensaje cristiano lo debemos anunciar, compartir con los que no tienen esperanza. ¿Quién podrá anunciarlo?.Los que han experimentado en su propia vida que las enseñanzas, la vida, la muerte y la  Resurrección su de Jesús son realidades en su propia vida. Los que han visto que Jesús es el Señor que puede sacar a de la muerte, del vicio y del pecado.

 

Si aún no has experimentado el señorío de Jesús en tu vida, no has experimentado aún el poder de Dios. Escucha esta lectura y luego pídasele a Dios para que lo haga realidad en tu vida también.

 

 

1. 2  Segunda Lectura(1 Pe 17-21)  (clic)

El Dios a quien oramos  como a Padre desde nuestro bautismo, es bondadoso pero no bonachón; Él es santo y reclama santidad.  La misma exigencia surge del precio de nuestra salvación, "la preciosa sangre de Cristo.  El cristiano que confiesa que Jesús es el Señor, lo proclama preexistente desde toda la eternidad y manifestado en el tiempo. Por él tenemos acceso a Dios, por él creemos en Dios. Ahora podemos creer que Dios nos ama, siempre sin condiciones. Ahora podemos esperar que Él nos llevará a la perfección de su santidad.

 

Santa Catalina de Siena es una devota muy especial de la "preciosa Sangre de Cristo". La invoca contra  el maligno y  se apropia de ella para borrar  los pecados  delante de Dios. Hoy en día son los carismáticos que experimentan en su vida que invocar la preciosa sangre de Jesús protege del maligno y de sus acechanzas. Si en la antigua alianza la sangre de animales  tenía poder para purificar, cuanto más poderosa será la Sangre del Cordero inocente que murió por nuestros pecados.

 

1.3 EVANGELIO: San Lucas 24.13-35 (clic)

Debería haber momentos en nuestra familia cuando compartimos  las experiencias de Dios, cuando nos contamos  mutuamente cómo Dios se ha manifestado en nuestra vida. Seamos sinceros. La mayoría de nuestra vida caminamos como los discípulos de Emaús. Estamos tristes, amargos y desalentados porque nos parece que Dios está lejos, que Dios no nos ama mientras que en realidad Jesús camina a nuestro lado.

 

Necesitamos escuchar su Palabra para reconocer que todo lo que pasó en nuestra vida tenía que ser así para que se realice en nuestra vida el designio amoroso de Dios. Necesitamos sentarnos ala mesa con Jesús participar de su pan de vida eterna para tener nuevamente la fuerza  de ponernos en camino y decir a los demás:"Jesucristo vive, yo lo he experimentado en mi vida. Ha destruido  mi muerte  y mi pecado. Jesús vive". Que esta lectura sea  una experiencia renovada de que él está cerca para que arda de nuevo nuestro corazón.

 

 

2. REFLEXIONEMOS

 

2.1 LOS PADRES

A los discípulos no les ha convencido el aviso del sepulcro vacío o de que estaba vivo Jesús. No fue la noticia sino el Resucitado mismo, su Palabra y la Fracción del Pan. Por eso no es de admirar que solo se convertirán en testigos de la Resurrección aquellos que caminaron con Él y vivieron  en comunidad con Él. Sólo en ellos podía realizarse el salto de la experiencia del fracaso  a la novedad del día de la Resurrección. Sólo en ellos podía encenderse e la chispa de la fe que correría de generación en generación a través de los siglos. La resurrección es un hecho que solo lo conocen los que creen, los que encuentran a Jesús en los caminos de la vida, los que escuchan como les habla de las Escrituras y que comparten con él la Mesa.  Si no has experimentado a Jesús resucitado en tu vida, ora y él te abrirá los ojos para que veas que está contigo años y años sin que te  dabas cuenta

 

 

2.2 CON LOS HIJOS

Sin resurrección vana sería nuestra fe.

Para desvalorizar  la importancia de Jesús y de sus exigencias han intentado cuestionar a través de los siglos la resurrección de Jesús. Las teorías más conocidas: La resurrección es un engaño perpetrado por los discípulos de Jesús; Jesús  no estaba muerto en realidad; los discípulos han sufrido una sugestión; la resurrección es sólo un símbolo para decir que sus enseñanzas continúan teniendo valor. Ninguno de estos intentos convence. Si fuera así, no se necesitaría cada vez nuevas explicaciones.

 

La fe del cristiano depende directamente de la resurrección. Es una unidad inseparable con la vida y muerte de Jesús. Por eso desde el comienzo es centro del mensaje cristiano:   Si  Cristo no ha resucitado, entonces es vana nuestra predicación...  y vana vuestra fe... Ahora bien, Cristo ha sido resucitado de entre los muertos como la primicia de los que han dormido"(1 Cor 15,14.20).

 

No es suficiente  la vista para percibir al resucitado. La persona en su totalidad necesita acoger a Cristo para creer. Ni María Magdalena ni los discípulos de Emaús reconocieron a Jesús enseguida sino  solamente cuando les hablaba. Quien no quiere  creer ni  su presencia visible nos convencería. Esto vale tanto para hoy como para entonces.

 

 

3. Relación con la Misa

Dios se esconde de nuestros ojos físicos para  no imponerse a nuestra voluntad. Pero los que escuchan su Palabra y se sientan a su Mesa lo reconocerán y gozarán de su presencia.

 

 

4.  VIVENCIA FAMILIAR

Cuando nos reunimos a rezar juntos o cuando los niños se acuestan los padres pueden contar a sus hijos cuándo han sentido al Señor cerca en los acontecimientos de la vida. También los niños pueden contar sus experiencias. Necesitamos transmitir la fe no como verdad teórica sino como experiencia vivida.

 

 

5. - NOS HABLA LA IGLESIA

El Matrimonio, sacramento de mutua santificación y acto de culto.

Fuente y medio original de santificación propia para los cónyuges y para la familia cristiana, es el sacramento del matrimonio, que presupone y especifica la gracia santificadora del bautismo.  En virtud del misterio de la muerte y resurrección de Cristo, en el que el matrimonio cristiano se sitúa de nuevo, el amor conyugal es purificado y santificado. "El Señor se ha dignado sanar este amor, perfeccionarlo y elevarlo con el don especial de la gracia y la caridad".

El don de Jesucristo no se agota en la celebración del sacramento del matrimonio, sino que acompaña a los cónyuges a lo largo de toda su existencia. Lo recuerda explícitamente el Concilio Vaticano II cuando dice que Jesucristo "permanece con ellos para que los esposos, con su mutua entrega, se amen con perpetua fidelidad, como él mismo amó a la Iglesia y se entregó por ella".

 Por ello los esposos cristianos, para cumplir dignamente sus deberes de estado, están fortificados y como consagrados por un sacramento especial, con cuya virtud, al cumplir su misión conyugal y familiar, imbuidos del espíritu de Cristo, que satura toda su vida de fe, esperanza y caridad, llegan cada vez más a su  propia perfección y a su mutua santificación, y, por tanto conjuntamente, a la glorificación de Dios".

La vocación universal a la santidad está dirigida también a los cónyuges y padres  cristianos. Para ellos está especificada por el sacramento celebrado y traducida concretamente  en las realidades propias de la existencia conyugal y familiar. De ahí nacen la gracia y la exigencia de una auténtica y profunda espiritualidad conyugal y familiar, que ha de inspirarse en los motivos dela creación, de la alianza, de la cruz, de la resurrección y de los signos, de lo que se ha ocupado en más de una ocasión el Sínodo.

El matrimonio cristiano, como todos los sacramentos, que  "están ordenados a la santificación de los hombres, a la edificación del Cuerpo de Cristo, y, en definitiva, a dar culto a Dios"., Es en sí mismo un acto litúrgico de glorificación de Dios en Jesucristo y en la Iglesia. Celebrándolo, los cónyuges cristianos profesan su gratitud a Dios por  el bien sublime que se les da de poder revivir en su existencia conyugal y familiar el amor mismo de Dios por los hombres y el del Señor Jesús por la Iglesia, su esposa.

Y como del sacramento derivan para los cónyuges el don y el deber de vivir  cotidianamente la santificación recibida, del mismo sacramento brotan también la gracia y el compromiso moral de transformar toda su vida en un continuo sacrificio espiritual. También a los esposos y padres cristianos, de modo especial en estar realidades y el compromiso d moral de transformar toda su vida en un continuo sacrificio espiritual.

También a los esposos y padres cristianos, de modo especial en esas realidades terrenas y temporales que los caracterizan, se aplican las palabras del Concilio:"También los laicos, como adoradores que en todo lugar actúan santamente, consagran el mundo mismo a Dios"

(Juan Pablo II  La Misión de la Familia cristiana..... no 56)

 

 

6. Leamos la Biblia con la Iglesia

Lunes       Hechos             6,8-15                       Jn 6,22-29

Martes      Hechos             7,51 - 8,la                 Jn 6,30-35

Miércoles  Hechos            8, lb-8                        Jn 6,35-40

Jueves      Hechos             8,26-40                     Jn 6,44-51

Viernes     Hechos             9,1-20                       Jn 6,52-59

Sábado     Hechos             9,31-42                     Jn 6,60-69

 

 

7. -Oraciones

 

7.1 Himno pascual de las Vísperas

Tras el paso del mar Rojo,                                   La víctima pura y santa

cantemos al rey Jesús                                         que el averno destruyó,

y comamos el Cordero                                         al pueblo de Dios redime,

revestidos de su luz.                                            le da eterno galardón

comamos su cuerpo, victima                                Cristo surge del sepulcro

sobre el ara del dolor,                                           de la muerte triunfador

su roja sangre bebamos,                                      al tirano lanza fuera

que nos embriaga de Dios.                                   nos abre el cielo de Dios

La sangre pascual nos libra                                  Sé tu, Señor, nuestro vivo

del ángel devastador                                            y eterno gozo pascual,

nos redime del imperio                                         y a los hijos de la gracia

del tirano faraón.                                                  Lleva en tuascenso triunfal.

Cristo sano, inmaculado                                       Se rinda ti excelsa gloria,

- nuestro cordero pascual-,                                   de la muerte vencedor;

su cuerpo a Dios sacrifica,                                   al Espíritu y al Padre

nos da su gran candeal.                                       se tribute adoración

 

 



[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]