[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

Domingo 2° de Cuaresma A - 'Se transfiguró delante de ellos' -Iglesia del Hogar: en Familia, como Iglesia doméstica, preparamos la Acogida de la Palabra de Dios durante la celebración de la Misa dominical

Recursos adicionales para la prepración

 

Contenido

1. Introducción a la Palabra de Dios


1.1 Primera Lectura Génesis 12, 1-4a


1.2 Segunda Lectura 2. carta de San Pablo a Timoteo l, 8b-10


1.3 Evangelio  San Mateo 17,1-9


2. Reflexionemos


2.1 Los padres


2.2  Reflexionemos con los Hijos  sobre el don de la Fe

 

3. RELACIÓN CON LA MISA


4.Vivencia Familiar


5. NOS HABLA LA IGLESIA


6. LEAMOS LA BIBLIA CON LA IGLESIA

 

7. ORACIONES


7.1 HIMNO ORIENTAL


7.2.  Himno  bizantino de la Transfiguración


7.3 El amor, la muerte y la vida Aclamación

 

 

 

 

La Palabra de Dios y yo - cómo acogerla
Falta un dedo: Celebrarla

 

 

Introducción a la Palabra de Dios

 

1.1 Primera Lectura Génesis 12, 1-4a  Abrahán

 

Muchas veces me he preguntado por qué Dios no procede de una manera u más directa e independiente. ¿Por qué  quiere servirse de personas para lograr sus fines? ¿Acaso no podría actuar directamente en la historia de los  hombres? Pensándolo bien, me alegro de que utilice a las  personas, a los pecadores. ¿Por qué? Porque esto me da una esperanza que el Señor quiera utilizarme a mí a pesar de mis pecados y debilidades..

Esto precisamente sucede en los albores de la historia del pueblo escogido. Dios llama a un viejo  para que se ponga en camino. Abrahán es un fracasado porque no tener hijos. En aquel entonces morir así era como perderse en el olvido, era como si no hubiera nacido o existido.

Dios  llama a este hombre. Imagínense, dejarlo todo a los ochenta años y no saber adónde te diriges ni por dónde tendrás que caminar. No sabemos cuanto tiempo demoró Abrahán en obedecer. Lo cierto es que se pone en camino y se convierte así en padre  de todos los creyentes. Si Abraham no salía, no nacía Jesús, no leerías tú la Palabra de Dios. Si tienes tiempo lee toda la historia de Abrahán y verás que el camino del padre en le fe es un camino largo, tortuoso y precario. Pero siempre anda con Dios. Lee luego también el capitulo 11 de la carta a los Hebreos.  Si tenemos fe seremos hijos de Abrahán.   ¿Porqué se ha colocado este pasaje como primera lectura del  domingo? La cuaresma, especialmente la de este ciclo, representa una especie de catecumenado, una introducción al bautismo. En los tiempos antiguos los que deseaban bautizarse tenían que pasar un tiempo relativamente largo de preparación y, cuando daban signos de  fe y de vida cristiana – los padrinos lo garantizaban ante la Iglesia – al comienzo de la cuaresma fueron admitidos a una preparación más profunda – las lecturas de este ciclo reflejan los temas básicos de la catequesis prebautismal – y al final de la cuaresma, durante la Vigilia Pascual, fueron admitidos al baño de la regeneración, al bautismo.

El domingo pasado hemos  contemplado cómo la historia del hombre lleva desde el comienzo la marca del pecado y cómo Jesús es el único que ha superado toda tentación y ha obedecido al Padre. Este domingo  nos anticipa hacia dónde estamos caminando. Pero se necesita obedecer y ponerse en camino. Pues esta cuaresma es un camino para que salgamos del pecado.  Como a Abraham Dios nos llama y nos dice:"Ponte en camino. ¿Lo haremos?  Comienza a caminar. ¿Cómo? Pues sigue con los demás pasajes y lo sabrás.

 

 

1.2 Segunda Lectura 2. carta de San Pablo a Timoteo l, 8b-10 Ponernos en Camino

Dios llama a través de la historia a los hombres para que se salven. Nosotros somos unos privilegiados. Aunque había sido designio de Dios desde toda eternidad Abrahán no sabía nada del plan maravilloso de que Dios mismo se encarnaría y entrara a la historia humana para salvar a la humanidad y abrirle el cielo  también a Abrahán. Pienso que tenemos miles de razones más que Abrahán de ponernos en camino de salvación y participar en los duros trabajos del evangelio. Esta exhortación de San Pablo a Timoteo es igual de apremiante para ti.

 

 

1.3 Evangelio  San Mateo 17,1-9 Transfiguración

Alguien ha dicho que nuestra realidad tan palpable, tan firme no es más que el rayo de la luz que pasa por el ojo de la cerradura desde un lugar profusamente iluminado hacia un lugar en oscuridad. Hay inmensidades que ni sospechamos. Esto no quiere decir que nuestra realidad no es importante. Lo es porque el Hijo del Dios se hizo parte de ella pero precisamente para contarnos lo que hay más allá de nuestra percepción.  La Biblia nos habla frecuentemente de la gloria de Dios. Es la realidad inmensa que se trasluce un poco para que el hombre pueda creer.

La experiencia que describe el evangelio es un hito, un momento en el camino de Jesús hacia su pasión, muerte y resurrección. Nos hace vislumbrar que estando en camino con Jesús estamos en camino hacia la gloria de Dios. Aunque tengamos que bajar pronto del Tabor disfrutemos un momento de la gloria de Jesucristo.

Es estupendo. En el monte Jesús está rodeado de los testigos de la historia de salvación. Son los testigos de la historia que Dios ha hecho con el pueblo escogido Moisés y Elías, la ley y los profetas. Y son los que serán testigos de su muerte y resurrección. Me refiero a los apóstoles. Somos sumergido en el plan salvífico del Padre. Tú también está considerado en él.

 

 

2. Reflexionemos

2.1 Los padres


Estamos frecuentemente como encerrados en la cárcel de las preocupaciones de nuestra vida concreta. A veces hemos perdido completamente la capacidad de elevar nuestros ojos y nuestro corazón a una realidad que está detrás y encima de la realidad que vivimos y padecemos. ¿Qué pasa? El sufrimiento, la precariedad y los problemas de la vida diaria nos absorben tanto que caminamos como los hombres del purgatorio de Dante, inclinados bajos el peso de las esclavitudes y – si un poco de fe – sólo atinamos percibir un sentido muy limitado de nuestra realidad. ¿Cómo recuperar la ilusión, la esperanza de la realidad que Dios tiene preparado a los que le aman?

Y otra cosa más: Si han entrado con fuerza al combate de la cuaresma, este evangelio nos hace vislumbrar que no estamos luchando por luchar sino por no dejarnos aplastar por la realidad palpable y quedarnos como incapacitados para mirar hacia el cielo.

 

 

2.2  Reflexionemos con los Hijos  sobre el don de la Fe

Una vez habiendo revelado Jesús a los judíos que quería darles su carne  como comida y su sangre como bebida, muchos discípulos se retiraron  ya no le seguían. Entonces Jesús  les preguntó a los doce:"¿También vosotros queréis iros?" Simón Pedro contesta:" "Señor, ¿a quién iríamos? Tu tienes palabras de vida eterna, y nosotros hemos  creído y sabemos que tú eres el Hijo de Díos"(vea Jn 6,52-59)

Nuestro Padre celestial nos ha revelado  sus divinos misterios. Todo lo que dice es verdad; pues Él es la verdad eterna. No puede engañarse ni engañarnos. Por eso,  con espíritu de obediencia, hemos de confesar todo lo que Dios ha  revelado, tenerlo firmemente por verdadero y edificar nuestra vida do sobre esta base.

Dios se ha revelado sobre todo por su Hijo Jesucristo. Sólo aquel que  conoce a Jesús conoce también al Padre. Es, pues, vital escuchar la palabra de Cristo y considerar su santa vida su muerte y su glorificación.

Lo que Dios ha revelado nos lo enseña la Iglesia católica."La multiforme sabiduría de Dios debe ser notificada por la Iglesia" (Ef  3,10). Por lo tanto, es en ella que encontramos la verdad.

Sin la gracia de Dios non nos es posible  creer. San Pablo dice:"Por la gracia habéis sido salvados mediante la fe, y esto no os viene de vosotros, es don de Dios"(Ef. 2, 8). Por eso, es importante pedir con frecuencia esta gracia de Dios. El don de la  fe nos ha sido concedido por el Espíritu Santo en el bautismo. Es como si recibiéramos unos ojos espirituales, con los cuales podemos percibir ya desde ahora los misterios de Dios.

Lo que ahora creemos, llegará día en que lo podremos contemplarlo. En la patria eterna, Dios se nos manifestará cara a cara, y, nosotros, llenos de inmensa alegría, podremos reconocer toda su gloria y toda su bondad.

 

Aclaración: Algunas veces, la palabra "creer" significa tanto como suponer, por ejemplo cuando decimos: "creo que lloverá". Pero si decimos: "creo lo que me ha dicho mi amigo", entonces queremos indicar que tenemos firmemente por cierto lo que el otro ha dicho. En este sentido, pues, hay que interpretar la palabra "creo", cuando damos testimonio de nuestra fe: "Creo lo que Dios ha revelado". Esto quiere decir: tenemos firmemente por cierta alguna cosa, porque Dios, que es la eterna verdad, nos la ha dicho.

 

 

3.  RELACIÓN CON LA MISA

¿Quién tiene presenta que al celebrar la Eucaristía estamos  uniéndonos con la Liturgia celestial? Los ojos de la fe vislumbrarán  en la Palabra d e Dios que se anuncia y proclama en la Misa, en  los dones  signos eucarísticos la presencia del Señor, del Hijo amado, a quien debemos escuchar.

 

 

4.Vivencia Familiar

No hay nada que suceda en nuestra vida que no sea gracia y don del Señor. Nuestra fe nos capacita ver detrás de lo ordinario y lo extraordinario de nuestra vida, la presencia y providencia de Dios.. Al conversar con los hijos sobre los acontecimientos que vive la familia los padres de familia tienen un papel de profeta, es decir, deberían desentrañar de los hechos lo que Dios nos quiere decir.

En la reflexión familiar, sería muy bueno  que después de haber pedido luz al  Señor, tratar de descubrir en uno o dos hechos de la semana, lo que Dios quiere comunicarnos. ¿Qué es lo que Dios  quiso decirnos con esto? Se sorprenderán como leer el periódico, por ejemplo, puede convertirse en  ejercicio de fe.

 

 

5. NOS HABLA LA IGLESIA

RESPONDER A LAS MOCIONES DEL ESPÍRITU

El Pueblo de Dios, movido por la fe, que le impulsa a creer que quien lo conduce es el Espíritu  del Señor, que llena el universo, procura discernir en los acontecimientos, exigencias y deseos, de los cuales participa  juntamente con sus contemporáneos, los signos verdaderos de la presencia o de los planes de Dios. La fe todo lo ilumina con nueva luz y manifiesta el plan divino sobre la entera vocación del hombre. Por ello orienta la mente hacia soluciones plenamente humanas.

El Concilio se propone, ante todo, juzgar bajo esta luz, los valores que hoy disfrutan de máxima consideración y enlazarlos de nuevo con su fuente divina. Estos valores, por proceder de la inteligencia que Dios ha dado al hombre, poseen una bondad extraordinaria; pero, a causa de la corrupción del corazón humano, sufren con frecuencia desviaciones contrarias a su debida ordenación. Por ello necesitan purificación.

 

¿Qué piensa del hombre la Iglesia? ¿Qué criterios fundamentales deben recomendarse para levantar el edificio de la sociedad actual? ¿Qué sentido ultimo tiene la acción humana en el universo? He aquí las preguntas que aguardan respuestas. Estas harán ver con claridad que el Pueblo de Dios y la humanidad, de la que aquél forma parte, se prestan, mutuo servicio, lo cual demuestra que la misión de la Iglesia es religiosa y, por los mismo, plenamente humana.

(Vat II Iglesia en el Mundo  no 11).

 

 

6.  LEAMOS LA BIBLIA CON LA IGLESIA

Lunes                    Dan 9,4b-10                                   Lc 6,36-38

Martes                   Is 1, 10.16-20                                  Mt 23,1-12

Miércoles              Jer 18,18-20                                   Mt 20,17-28

Jueves                   Jer 17,5-10                                      Lc 16,19-31

Viernes                  Gen 37,3-4.12-13a.17b-28           Mt 21,22-43.45-46

Sábado                  Miq 7,14-15.18-20                     
    Lc  15,1-3.11-32

 

 

7. ORACIONES

 

7.1 HIMNO ORIENTAL

Cristo, luminaria más potente que el astro solar, antes de subir a la cruz asciende al monte Tabor para dejarnos entrever una imagen misteriosa de la Trinidad santa. A sus discípulos preferidas les manifiesta la gloria de la belleza primera. Los inunda de claridad, pero también oculta la fuerza de su luz trisólar para que no mueran fulminados por sus rayos. Convoca a los primeros profetas, Moisés y Elías, para que den testimonio de su persona divina, el reverbero de la substancia del Padre. Una nube envuelve a todos como carpa incandescente y una voz resuena en las alturas, la voz del Padre: Este es mi Hijo querido, al que yo he engendrado en mi seno antes de clarear la aurora.

Lo envío a salvar a aquellos que  sena bautizados en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu. Cristo Dios, amigo de los hombres:

Ilumínanos con la luz tu gloria  inaccesible, haznos dignos del tu reino eterno.

 

7.2.  Himno  bizantino de la Transfiguración

Aquel  que un día conversó con Moisés sobre le Monte Sinaí en medio de señales prodigiosas y les dijo: Soy elque soy, se transfigura ahora sobre el  monte TAbor delante de sus discipulós para msotrarles la naturaleza humana revíestida de la primera belleza, la belleza de los orígnes.

Llamando junto a sí a Moisés y Elías para hacerles testigos  esta revelación les comunica también su gozo por haber sido ellos los primeros pregonaros de su muerte en cruz y de su resurrección redentora.

 

 

7.3 El amor, la muerte y la vida Aclamación

 

Padre, sólo muestras tu rostro, después del desierto, más allá de la muerte.

 

OH DIOS TÚ ERES BENDITO POR LOS SIGLOS

 

Padre, colmaste de vida a tu Hijo Jesús cuando le llegó el momento de no pertenecerse ya.

 

GLORIA A TI POR LOS SIGLOS

 

Cristo. Nos invitas cada día a rehacer nuestra vida ofreciéndonos la tuya.

 

GLORIA Y HONOR A TI SEÑOR JESÚS

 

Cristo, te hiciste el más pequeño de entre nosotros, igual que el pan partido que pasa de mano en mano para darnos la vida

 

POR SIEMPRE YO CANTARE TU NOMBRE SEÑOR

 

Espíritu, a los hombres que quieren construir un mundo mejor nos les falte el aliento de tu amor.

 

FUERZA Y PODER A NUESTRO DIOS.

( Maertens)

 




[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]