Biblioteca.
Textos para que Ud crezca interiormente.

«Encontré la felicidad tras dejar la vida gay»


Cientos de personas acuden cada día a organizaciones católicas como «Courage» y «Es posible el cambio» para abandonar su opción sexual, que tildan de «esclavitud y gran mentira»

Sara Martín
 

«Mi sombra más negra era mi práctica homosexual. Sólo me causaba dolor y tristeza. Fue eso lo que me impulsó a buscar ayuda», relata Juan Diego, que descubrió «Courage Latino» hace apenas dos meses y ya ha comenzado a salir de lo que el considera «un infierno»: su homosexualidad. «Conseguí ser feliz cuando abandoné la vida gay».

 

La Conferencia Episcopal Mexicana conoció «Courage» (www.couragerc.org) de primera mano recientemente, cuando este apostolado de la Iglesia católica fue presentado de forma oficial allí con ayuda del fundador de la organización en EE UU, el padre John Harvey. Casi cuarenta años de experiencia avalan sobradamente las tesis de Harvey: que es posible sanar la homosexualidad. «Courage» está presente en EE UU, México, Perú y Ecuador, y continúa expandiéndose ante la necesidad y la demanda cada vez mayor de la terapia que proporcionan.


   «Courage» cuenta con la aprobación de la Santa Sede y el apoyo especial del cardenal López Trujillo, que en el año 1994 manifestó que «el Consejo Pontificio para la Familia apoya a la organización “Courage” para ayudar a las personas homosexuales a vivir de acuerdo a las leyes de Dios y a las enseñanzas de la Iglesia». Pero no es la única. El grupo «Juan Pablo II», creador de la web de esposibleelcambio.com, también trabaja cada día con personas homosexuales porque, defienden, «es mentira que se nace homosexual y que no hay más remedio que aceptarse».
   
Camino con retorno.

«Ante mis padres, mi familia y los profesores, yo era el niño perfecto que sacaba buenas notas, un gran talento. Pero, en el fondo, mi autoimagen era muy pobre», continúa Juan Diego. «Me convertí en un furioso adicto al sexo y, años después, visité a un psicólogo y a un psiquiatra, aunque no me sirvieron de nada». Juan acabó contactando con «Sexólicos Anónimos» y con su ayuda comprendió que necesitaba curar su «adicción por la lujuria». Tiempo después, también conoció «Courage» y la organización de «Esposibleelcambio.com». A través de ellas descubrió «con más certeza que en cualquier otro sitio que hay una salida, una solución a este infierno y a la mentira del mundo gay». «Estoy muy agradecido a aquellos que me han hecho conocer esta puerta de liberación que hace menos de un mes he traspasado para curarme de mi enfermedad».

Pero el caso de Juan no es un caso aislado. Cada día las páginas de ambas organizaciones registran nuevos usuarios interesados en conocer la otra cara de la homosexualidad, lo que les nadie cuenta: que hay mucha gente que no acepta su tendencia homosexual. «Somos muchos los que queremos recorrer un camino que nos sane y que llene el vacío al que nos ha llevado la homosexualidad», reconoce valientemente Juan.

 «Courage» se defiende sin pudor de las acusaciones de homofobia: «Ni tememos ni odiamos a la gente homosexual; al contrario, los queremos como seres humanos e hijos de Dios que son. Creemos que cada persona tiene la libertad de vivir su vida de acuerdo a su propio entendimiento. Nosotros lo respetamos. Pero también consideramos que hay personas que no desean vivir como homosexuales. Estamos aquí para ofrecerles nuestro apoyo para llegar a ser las personas que desean ser».

 Actualmente, más de 500 personas participan en su «Lista de Correo» y cientos de personas reciben cada día asistencia en sus oficinas principales y a través de la web.

El camino es largo y, muchas veces, muy difícil. Pero los hombres y mujeres atraídos por su propio sexo aseguran, después de haber puesto en práctica la terapia, que sí es posible salir del infierno de la homosexualidad. Y sus testimonios son prueba de ello.


Volver al Inicio del Documento


[_Principal_] [_Aborto_] [_Adopte_a_un_Seminarista_] [_La Biblia_] [_Biblioteca_] [_Blog siempre actual_] [_Castidad_] [_Catequesis_] [_Consultas_] [_De Regreso_a_Casa_] [_Domingos_]  [_Espiritualidad_] [_Flash videos_] [_Filosofía_] [_Gráficos_Fotos_]  [_Canto Gregoriano_] [_Homosexuales_] [_Humor_] [_Intercesión_] [_Islam_] [_Jóvenes_] [_Lecturas _Domingos_Fiestas_] [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_] [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_] [_Mapa_] [_Liturgia_] [_María nuestra Madre_] [_Matrimonio_y_Familia_] [_La_Santa_Misa_] [_La_Misa_en_62_historietas_] [_Misión_Evangelización_] [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_] [_Neocatecumenado_] [_Novedades_en_nuestro_Sitio_] [_Persecuciones_] [_Pornografía_] [_Reparos_] [_Gritos de PowerPoint_] [_Sacerdocip_] [_Los Santos de Dios_] [_Las Sectas_] [_Teología_] [_Testimonios_] [_TV_y_Medios_de_Comunicación_] [_Textos_] [_Vida_Religiosa_] [_Vocación_cristiana_] [_Videos_] [_Glaube_deutsch_] [_Ayúdenos_a_los_MSC_] [_Faith_English_] [_Utilidades_]