Las diez ventajas del matrimonio y la familia natural sobre cualquier otra opción según los especialistas 


 

La asociación estadounidense FamilyFacts señala 10 estudios sobre los beneficios sociales y sanitarios de que los niños se eduquen dentro del matrimonio. La web www.familyfacts.org está especializada en rastrear y clasificar estudios médicos o sociológicos sobre familia, matrimonio y sociedad. A continuación, el resumen de éstos.
 

1. Los niños criados en familias intactas tienen, como media, mejores resultados académicos, más salud emocional y menos problemas de comportamiento.  
 

2. Los padres de familias intactas pasan, como media, más tiempo con sus hijos. 
 

3. Los adolescentes que cenan con su familia tienen menos riesgo de fumar, beber y drogarse. 
 

4. Los adolescentes de familias intactas tienen menos riesgo de implicarse en sexo prematuro. 
 

5. Los niños criados en familias intactas por padres felizmente casados tienden a ser más religiosos en la edad adulta. 
 

6. Los niños criados en familias intactas tienen más probabilidad de tener relaciones sentimentales más sanas y estables en la edad adulta. 
 

7. Las familias intactas tienen más probabilidad de ofrecer un hogar seguro a los niños. 
 

8. Las madres casadas tienden a crear un mejor ambiente doméstico para sus hijos. 
 

9. Las madres casadas tienen menos riesgo de sufrir abusos y violencia. 
 

10. Los padres casados tienen mayor bienestar psicológico. 
 

Aunque a muchas personas estos estudios les suenen a descubrir «el agua tibia»» (es decir, confirmar lo que la práctica de millones de matrimonios ha demostrado durante años) parece importante poner de relieve la acumulación de evidencias científicas: la familia, basada en el matrimonio, compromiso de estabilidad, fidelidad y esfuerzo mutuo, es un generador de capital social... y no hay ningún otro generador de capital social tan eficaz. Ponerla en riesgo tiene costes sociales, sanitarios y económicos.  
 

Información sobre cada uno de los estudios en www.familyfacts.org 

El Observador / Redacción