[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

Julio Chevalier: Muerte y Resurrección

Páginas relacionadas 

 

 Dennis J. Murphy MSC 

“Cuando Dios quiere que algo se haga, entonces los obstáculos se convierten para Él en medios. Descubre la poca importancia  de la sabiduría humana, confunde lo que ha sido previsto, llama a la vida a lo que se ha pensado nunca debería  ver la luz del día, hace crecer y fortalece la fecundidad de lo que había sido condenado a morir. La fundación y el desarrollo de la pequeña Congregación de los Misioneros del Sagrado Corazón son prueba de ello” (Julio Chevalier, Anales de la Pequeña Congregación).

Esto nuestro fundador lo ha puesto en práctica  a través de toda su vida, sin embargo, nunca con tanta luminosidad como en sus últimos días. El día 3 de octubre de 1901 renunció como Superior General por razones de enfermedad y de edad avanzada. El capítulo general de 1900 ya había decidido que en este caso lo iba a remplazar el P. Arturo Lanctin, su vicario general.

El Fundador estaba por morir. Ya en una carta circular a la Congregación en 1899 había admitido: “Siento que mis fuerzas están disminuyendo a causa de mi edad y de mis achaques y mis días son contados” (16 de Julio de 1899). Para un hombre dinámico  no es fácil abandonar su participación en los acontecimientos aunque la enfermedad puede propiciar esta ruptura. El P. Chevalier en sus últimos años tenía de que abandonar prácticamente todo – en cierto sentido también a la Congregación a la que había dado vida.

Desde los comienzos Julio Chevalier tenía que sufrir mucho por (y a veces a causa de) la Congregación que había fundado; a pesar de ello su fidelidad a la misión era inquebrantable. La firmeza de carácter explica parte de esta realidad; con todo, cuando se contempla los hechos entonces aparece una base más profunda: una fe y una confianza extraordinaria en Dios. Esta fe aparece consistentemente  hasta en las situaciones más difíciles y aparentemente desesperadas; con toda certeza se puede llamar esta su actitud habitual y heroica. Ahora que encaramos una nueva era en nuestra historia esta es una de las muchas lecciones que podemos aprender de él.

El más apremiante de sus apuros en sus últimos años ha sido muy probablemente la reforma de sus Constituciones del 1877, reforma promovida por algunos de sus oponentes. Sus Constituciones le dieron cierta seguridad respecto el futuro de su obra ya que había expresado en ellas – aunque de manera imperfecta – lo que él deseaba. Pero sin permiso suyo o del P. Lanctin, inclusive sin consultar, el Procurado General en Roma, el P. Genocchi, entregó las Constituciones a la Santa Sede para que sean formuladas nuevamente. Es muy lógico que el Fundador tomara esta acción como un agravio personal, casi como un rechazo de parte de la Congregación a favor de la cual había trabajado y sufrido tanto. Casi con certeza el clamor del P. Lanctin es un eco del suyo propio:

“Todas las Órdenes y Congregaciones preservan con veneración la reglas y tradiciones que sus Fundadores les han dejado en herencia. Sin embargo, de parte nuestra habremos destruido – aun en vida de nuestro fundador – todo lo que ha establecido y que Roma ha ratificado lo que pareció  de modo definitivo”.

A pesar de la expansión y del crecimiento de la Congregación o justamente a causa de ello el Fundador sentía que existía un peligro real de perder su identidad verdadera abandonando su misión especial y su espiritualidad.

 A veces también le preocupaba el nivel de compromiso  para con el ideal expresado  en las Constituciones.  El P. Lanctin sentía los mismos temores.  Anteriormente el Fundador  había podido aliviar su preocupación por medio de su trabajo. Pero ahora él tenía que soltarlo todo y dejar la Congregación totalmente en manos de otros entre los cuales había cierto número de los que no sentían simpatía para con él y sus ideas.

Él había entendido que la misión era concretizada por los males de la época y la devoción al Sagrado Corazón. Él vio más tarde que esto era una manera comprehensiva para vivir y predicar el evangelio en orden a responder a estos males. La mención de los males de los tiempos fue eliminada en las Constituciones del 1907.

En uno de sus primeras carta a los jesuitas de Parías respecto a su concepto de la Congregación, había hablado de la “vastedad”  de su finalidad; es que vio que era esencial involucrar  a los sacerdotes diocesanos y al laicado. También este punto sería eliminado aunque el P. Lanctin había reclamado este punto por su importancia.

El P. Chevalier había luchado por el cuarto voto porque sentía que resumía el espíritu misionero ideal que deseaba para su Congregación. El capítulo de 1905 lo había desechado una vez más a pesar del reclamo del P. Lanctin seguramente de parte del Fundador. En consecuencia, esto también faltaba en las Constituciones del 1907.

El Fundador insistía en que la Congregación no debería identificarse con Issoudun; porque, escribió, “Nosotros pertenecemos a la Iglesia y no solamente a Issoudun” (Carta al P. Vaudon, 1. de febrero de 1889). Al mismo tiempo se daba cuenta - más que cualquier otro - lo importantes que eran la basílica del Sagrado Corazón y el Santuario de Nuestra Señora del Sagrado Corazón como símbolos de nuestra identidad y misión. En consecuencia para él era muy importante que la administración generalicia permaneciese allí a no ser que alguna razón de peso obligaría a trasladarla a otro lugar. En aquel momento él juzgaba  que no se presentaba ninguna razón de envergadura; al contrario, lo que observaba era una tendencia en auge de olvidarse de nuestra misión específica y esto, le parecía, aconsejaba aún más a quedarse muy pegados a nuestras raíces. Fue necesario, por lo menos temporalmente, el traslado de la casa generalicia a Bélgica en 1901 por causa de la expulsión de los religiosos de Francia.  El capítulo de 1905 fue más allá y  decidió el traslado definitivo a Roma a pesar de las suplicas y prevenciones  del Fundador.

El amor a la Congregación y a todo lo que representaba  fue una parte primordial de su vida. A pesar de ello, precisamente por las leyes francesas en contra de los religiosos, no podía confesarse públicamente religioso. Su Testamento Espiritual, cuando fue publicado antes del Capítulo de 1905 llevaba como firma solamente: J. Chevalier, sacerdote indigno.

Finalmente el 21 de enero de 1907 las autoridades civiles lo sacaron a la fuerza  del presbiterio que tanto había formado parte de su vida. El 13 de marzo de 1907 escribió a la Madre Hartzer: “Estoy en sus manos. Él hará conmigo lo que cree conveniente. Beberé el cáliz que me quiera dar; y siempre me someteré a su santísima y adorable voluntad”.

Cuando los obstáculos parecían insalvables  el P. Chevalier tenía una extraordinaria capacidad de espera, fiándose de la divina Providencia (“l’heure de la Providence”). Durante sus últimos años ciertamente participó en la kenosis de Cristo  pero también en su resurrección. Es interesante tomar nota que una serie de las ideas del Fundador, abandonadas en la Constitución del 1907, están ahora resurgiendo en forma nueva pero fácilmente reconocibles: la intuición  que ‘la devoción del Sagrado Corazón’ es un manera completa de vivir la vida de fe y es una teología global; la concentración en los males de la sociedad y cómo curarlos como elementos esenciales de nuestra misión; involucrar a los laicos y sacerdotes diocesanos en el apostolado; la naturaleza internacional de nuestra vida y misión que trasciende las fronteras de las provincias particulares.

Su sugerencia de instaurar un noviciado de dos años y un año terciario chocó con protestas apasionados  y no fue aceptada en el capítulo de 1890. Las Constituciones del 1907 tampoco hacen mención de ninguno de las dos propuestas. Hoy en día es aceptado comúnmente que el noviciado implica mucho más que el año canónico prescrito, sea en forma de pre-noviciado sea en forma de dos años de noviciado. También cuenta con la aprobación general que debe haber prolongados períodos de formación permanente.

Durante los 150 años pasados vemos que los seguidores del P. Chevalier  han vivido también y de muchas maneras su fe heroica, su esperanza y su caridad. Basta una breve mirada a la historia de la Congregación y sus diversas misiones cercanas o lejanas para darse cuenta de ello. Si queremos continuar en el nuevo milenio sólo podremos hacerlo con una vida en el mismo espíritu. El P. Chevalier sugería que utilicemos las cartas de San Pablo como nuestro “manual”. De ella aprendemos igual como lo hizo él, que los obstáculos y los problemas pueden ser los medios para llevar la vida a los demás (2 Cor 4, 7-6, 10; 1 Cor 5, 9-13).

(Hiridaya –Jyoti Light of the Heart. Newsletter of Missionaries of the Sacred Heart (MSC) India 6/1(2004)4-5)

 


[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]