[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

Domingo 6 Tiempo Ordinario A - Iglesia del Hogar: en Familia, como Iglesia doméstica, preparamos la Acogida de la Palabra de Dios durante la celebración de la Misa dominical

 

Recursos adicionales para la preparación

 

La Palabra de Dios y yo - cómo acogerla
Falta un dedo: Celebrarla

Para ser más felices" Curso con y sobre las Bienaventuranzas"

 

 

Las Lecturas del Domingo

CONTENIDOS
1. INTRODUCCIÓN A LA PALABRA DE DIOS

2.  REFLEXIONEMOS:
2.1 LOS PADRES

2.2 CON LOS HIJOS

3. RELACIÓN CON LA MISA

4. VIVENCIA

5. NOS HABLA LA IGLESIA

6. LEAMOS LA BIBLIA CON LA IGLESIA

7. ORACIONES 

8. LOS SANTOS, EJEMPLO Y ESTÍMULO
 

 

1. INTRODUCCIÓN A LA PALABRA DE DIOS

1.1. Primera Lectura: Eclesiástico 15,16-21

Espero que todos hayamos tenido alguna la vez la experiencia de una solidaridad que nos ha suavizado los golpes del destino. Es una de las experiencias más "humanizadoras" porque  nos hace sentir la bondad que existe en el corazón del hombre.

Hay muchas personas que le quieren atribuir la culpa por las  desgracias de los hombres al que los creó: a Dios. Si quisiera hacer cálculos para definir el porcentaje de las desgracias que son causadas por la humana  mezquindad, por el pecado, por la indiferencia y por el egoísmo entonces ya quitaríamos gran parte del sufrimiento de este mundo. Pero siempre podrían decir: los terremotos, las catástrofes de la naturaleza no son efectos de la maldad humana. Tienen razón. Pero más que una vez he visto cómo estas catástrofes han despertado una generosidad insospechada en los humanos. Más que una vez he visto como las personas que han sufrido seven rodeadas de la solicitud del prójimo, muy pronto vuelven a la normalidad y hasta consideran esta experiencia como una "bendición" de Dios.

La lectura nos quiere hacer ver que no debemos atribuir nuestras cuitas al Señor con demasiada facilidad. Nos ha dado Dios un bien incalculable: el libre albedrío. Nadie pude dudar que Dios desee ardientemente que utilicemos sus dones para bien nuestro y de los demás. Así que hagamos un poco de higiene mental al leer esta lectura y pidamos perdón  por tantas rebeldías, quejas y protestas dirigidas a Él. En la mayoría de los casos los culpables lo somos nosotros.

1.2 Segunda Lectura: 1 Corintios 2,6-10

Esta lectura continúa la lección que Dios quiere darnos hoy. Es como si nos tomara de la mano para hacernos comprender que Él tiene un plan de salvación desde toda la eternidad para con cada uno de nosotros. Es un conocimiento inaccesible para el hombre 'natural", al hombre que no tiene fe, al hombre que no recibe el mensaje de Dios en su corazón. Si quieres comprobar si este conocimiento, esta sabiduría ha llegado a tu corazón, mira al crucificado. Si tú lo continúas crucificando por medio de tus vicios y tus pecados, no has entendido nada. En cambio si para ti el crucificado es signo de salvación, de amor y de entrega en tu vida diaria, aunque no hayas estudiado teología, tienes la sabiduría de Dios que el Espíritu Santo te ha dado.

Creo que esta lectura quiere invitarte a prestar más atención al Espíritu Santo que ha sido derramado en tu corazón, y que quiere orientarte en la sabiduría del Dios vivo. ¡Que el efecto de esta lectura sea por lo menos una oración al Espíritu de Dios para que te ilumine!

1.3 Evangelio: San Mateo  5, 17-37

La primera reacción al haber leído este pasaje será: ¡qué difícil!, reacción que se va acentuar cuando leas también la del evangelio del domingo que viene. No, no vayas a buscar el evangelio del domingo que viene y domina tu curiosidad y deja cada preocupación al día que le corresponda.

Vamos primero despejar una duda que se presentará: Jesús parece querer quitar los mandamientos del Antiguo Testamento. No es cierto. Jesús ha venido a cumplirlos, pero a cumplirlos de una manera más perfecta: lo que antes era un cumplimiento exterior se convierte para los discípulos de Cristo en un vivir interiormente. Lo decisivo es la actitud interior. Los ejemplos que pone Jesús aclaran el panorama.

Igualmente se presentará la objeción: Todo el mundo actúa de la manera distinta, de manera totalmente opuesta. ¿Cómo vamos a poder actuar según el evangelio? Miren, en primer lugar, la verdad nunca ha dependido del voto de las mayorías. La verdad es la verdad Quitemos de nuestro corazón la desconfianza, la pusilanimidad y leamos también esta parte con calma. Dejemos que la palabra penetre en nuestro corazón. Tengamos confianza, la Palabra de Dios es poderosa, Si le damos una oportunidad, poco a poco transformará nuestro corazón oscilante. Leámosla en voz alta como quien anuncia la Palabra. Será luz en su hogar y en su vida y como el timón dirige suavemente a los grandes transatlánticos, ésta Palabra te empujará su vida en la dirección correcta.

 

2.  REFLEXIONEMOS

2.1 LOS PADRES

Simplemente el leer esta parte del Evangelio nos hace entender que Jesús habla en serio. Hace dos domingos hemos escuchado las Bienaventuranzas que en su presentación general suenan muy bonitas y no parecen que nos toquen de cerca. Pero aquí Jesús nos coloca ante casos muy concretos como para emplazarnos. Tanto en el trato con los demás, como en su enseñanza respecto al matrimonio Jesús exige actitudes muy concretas. Es decir, el comportamiento del cristiano no se limita a asegurar una convivencia más o menos pacífica. La cosa entra en lo profundo de tu ser. Serás juzgado por tus mismos pensamientos. Uno insultará cuando en sus  pensamientos ha menospreciado al prójimo. El menosprecio no es una debilidad a la que, al fin y al cabo, tenemos derecho todos los humanos, y por eso no tiene tanta importancia. Jesús dice que  como tales merecemos el infierno.  Más que una vez nos habremos acercado al altar de Dios guardando todavía algún pleito dentro de nosotros. El Señor nos dice que no es agradable su presencia allí hasta que hayamos logrado -o intentado lograr - la reconciliación con el prójimo.

Los generaciones del pasado no  han tenido mayor duda respecto a lo que llamamos malos pensamientos, a lo que llama Jesús mirar a una mujer con malos ojos. Nos han inculcado que esto era malo, ¿verdad? Pero más que nunca en este tiempo hay como un ataque permanente y universal que promueve la pornografía y del sexo fuera del matrimonio.

También tenemos que mirar de cerca nuestra manera de hablar. Cuántas veces al día decimos"Te lo juro" y esta expresión se ha hecho ya como un giro de conversación normal para enfatizar algo. Es que hemos mentido tanto en nuestra vida, exagerando las cosas,  que necesitamos jurar para asegurar que nos crean. Necesitamos recuperar la confianza mutua para que una palabra, una simple afirmación baste para seguridad del otro, del oyente.

Me parece que sería equivocado el querer establecer ahora una lista de cosas que cumplir, aunque los modelos para el examen de conciencia son muy útiles para sensibilizarnos. Jesús no quiso establecer al igual como los fariseos una infinidad de prescripciones y prohibiciones. Lo que quiere es darnos un corazón nuevo. Es necesario el propósito concreto de enmienda, es bueno proponerse cosas concretas. Pero lo que ante todo necesitamos es llenar nuestro corazón deCristo. Cuando Él es realidad en mi vida diaria, cuando le converso todos los días, cuando me alimento con su Palabra y su Eucaristía, entonces Él me dará la fuerza y la gracia, la sabiduría de Dios para vivir esta  vida amando desde adentro. Fracasaremos muchas veces, pero Él estará siempre allí para perdonarnos. No digamos que lo que Jesús nos pide es imposible. Mirando nuestra debilidad lo es. Sin embargo, Él es poderoso para poder hacer de pecadores unos santos. Lo ha probado a través de los siglos. ¿Por qué piensas que no puede hacerlo contigo?

 

2.2 CON LOS HIJOS

La Esperanza

Dios nos ha otorgado a nosotros, sus hijos, “las preciosas y más grandes promesas"(2 Pe 1, 4). Él todo lo puede, es infinitamente bueno y cumple todo cuanto promete. Por esto esperamos, llenos de confianza, todo lo que nos ha prometido: esperamos en Dios. Una garantía segura de que se realizará nuestra esperanza nos la ofrece nuestro redentor Jesucristo, su palabra, su muerte y su resurrección. "En Él tenemos puesta toda nuestra esperanza, y llenos de ella, nos podemos acercar confiadamente a Dios."(Ef 3,12).

Para que podamos esperar de Dios los bienes celestiales, Él nos ha dado en el bautismo, por el Espíritu Santo, el don de la esperanza. El Espíritu Santo nos da fuerzas para acometerlo y soportarlo todo, a fin de conseguir el premio celestial de la victoria.  Frente a nuestra debilidad hemos de fiarnos del amor  y del poder de Dios que hace de nuestra vida una historia de salvación.

Dios nos ha prometido, ante todo, los bienes celestiales."Esa es la promesa que Él nos hizo, la vida eterna"(l Jn 2,25). Por eso, esperamos que un día nos conceda la eterna bienaventuranza, y, ya ahora, el perdón de nuestros pecados y su gracia. Dios quiere darnos también los bienes terrenos que necesitamos en nuestro camino c hacia el cielo. Por eso esperamos que nos dará salud, alimento, vestido y otras cosas que convengan a nuestra salvación; también en la pobreza, enfermedades y necesidades confiamos en que Dios todo lo dispone para nuestro mayor bien; ponemos confiadamente nuestra vida en sus manos.

El que confía poco en Dios, peca por desconfianza. El que no espera nada de Él, peca por desesperación. El que espera de Dios algo que no está conforme a la santidad divina, peca por temeridad; por ejemplo, aquel que peca sin temor, porque piensa “Dios es bueno, y ya me perdonará".

El que ha puesto su esperanza en Dios vive de la esperanza. Este lleva ya en si misma algo del gozo celestial; ora con constancia en todas las situaciones de la vida; soporta pacientemente la tentación, las tribulaciones y el dolor; trabaja valerosamente por el reino de Dios, y emplea todas sus fuerzas para lograr su fin eterno. El cumplirá en nosotros lo que dice en el Evangelio porque su Palabra tiene poder.

 

3. RELACIÓN CON LA MISA

La verdadera libertad del hombre no consiste en tener la capacidad de hacer la propia voluntad sino en poder hacer libremente el bien. El acto supremo de adoración a Dios es la celebración de la Santa Misa que es la renovación de la Alianza entre Dios y el hombre en la sangre de Jesús. Nuestra nobleza consiste en poder ofrecer a Dios Padre el sacrificio perfecto. Dese ahí surge todo lo demás para nuestra vida, si dejamos que Dios dirija nuestra vida.

 

4. VIVENCIA

¿Por  qué no se toman la molestia de buscar en la Biblia algunas promesas de Jesús para escribirlas en una grande cartulina para que sea visible todos los días a todos los que viven en la casa? La razón  es que, -especialmente a los hijos -, exigimos mucho pero muy poco pensamos en la ayuda necesaria de nuestra parte para que puedan realizar lo que exigimos. Hará bien pasar una semana recordando que todo nos viene del Padre de las luces. Ante todo nuestra vida es un regalo, un don de Dios. Alegrémonos de ello y ayudemos a los hijos un poco más.

 

5. NOS HABLA LA IGLESIA

El pueblo, cuando "desde el Obispo hasta los últimos fieles seglares" manifiestan el asentimiento universal en las cosas de fe y de costumbres reflejan la realidad de Dios.

Con ese sentido de la fe que el Espíritu Santo mueve y sostiene, el Pueblo de Dios, bajo la dirección del magisterio, al que sigue fidelísimamente, recibe no ya la palabra de los hombres, sino la verdadera palabra de Dios (cf. 1 Tes., 2,13), se adhiere indefectiblemente a la fe dada de una vez para siempre a los santos (cf. Jds., 3), penetra profundamente con rectitud de juicio y la aplica más íntegramente en la vida.

Además, el mismo Espíritu Santo no solamente santifica y dirige al Pueblo de Dios por los Sacramentos y los ministerios y lo enriquece con las virtudes, sino que "distribuye sus dones a cada uno según quiere" (1 Cor., 12,11), reparte entre los fieles de cualquier condición incluso gracias especiales, con que los dispone y prepara para realizar variedad de obras y de oficios provechosos para la renovación y una más amplia edificación de la Iglesia según aquellas palabras: "A cada uno se le otorga la manifestación del Espíritu para común utilidad" (1 Cor., 12,7).

Estos carismas, tanto los extraordinarios como los más sencillos y comunes, por el hecho de que son muy conformes y útiles a las necesidades de la Iglesia, hay que recibirlos con agradecimiento y consuelo.

Los dones extraordinarios no hay que pedirlos temerariamente, ni hay que esperar de ellos con presunción los frutos de los trabajos apostólicos, sino que el juicio sobre su autenticidad y sobre su aplicación pertenece a los que presiden la Iglesia, a quienes compete sobre todo no apagar el Espíritu, sino probarlo todo y quedarse con lo bueno (cf. 1 Tes., 5,19-21).  (Concilio Vaticano II "Luz de las gentes" no 12)

 

6. LEAMOS LA BIBLIA CON LA IGLESIA

Día de la Semana

Año Impar

Año Par

Evangelio

Lunes

Gen 4,1-15.25

Salmo 49

San 1, 1-11

Salmo 118

Marcos 8, 11-13

Martes

Génesis 6,5-8

Salmo 28

San 1, 12-18

Salmo 93

Marcos 8, 14-21

Miércoles

Génesis 8,6-13.20-23

Salmo 115

San 1, 19-27

Salmo 14

Marcos 8, 22-26

Jueves

Génesis 9,1-13

Salmo 101

San 2, 1-9

Salmo 33

Marcos 8, 27--33

Viernes

Génesis 11, 1-9

Salmo 32

Santiago 2, 14 -24. 26

Salmo 111

Marcos 8, 34-39

Sábado

Hebreos 11.1 -7

Salmo 144

San 3, 1-10

Salmo 105

Marcos 9, 1 -12

 

7. ORACIONES   

7.1  ORACIÓN DEL ABANDONO

Dios mío, creo en tu infinita bondad ,; no solo en aquella bondad que abarca al mundo, sino en aquella bondad particular y personal que me atiende a mí, pobre criatura y que dispone todo para mi mejor bien.

Por esto, Señor, aunque no lo veo, ni comprendo, ni lo advierto, creo que el estado en que me encuentro y todo lo que me sucede es obra de tu armo.

Con toda v mi voluntad, lo prefiero a cualquier otra situación que me sería más agradable pero no vendría t de ti. Me encomiendo en tus manos: haz de mi lo que te plaza, nodándome ningún otro consuelo que el de obedecerte. Amen'

7.2 ORACIÓN DE CHARLES DE FOUCAULT

Padre, me pongo en tus manos. Haz de mi lo que quieras. Sea lo que sea, te doy lasgracias. Estoy dispuesto a todo. Lo acepto  todo con tal que tu voluntad se cumpla en mí y en todas tus criaturas. No deseo nada más, Padre.

Te confío mi alma, te la doy con todo el amor de que soy capaz, porque te amo y necesito darme, ponerme en tus manos, sin medida, con una infinita confianza, porque Tú eres mi Padre.

 

8. LOS SANTOS, EJEMPLO Y ESTÍMULO

SAN NORBERTO, obispo, 1080-1134

Norberto nació en Xanten, una pequeña ciudad sobre la frontera entre Alemania y Holanda, surcada por el río Rhin. Era hijo de familia noble y, sin ordenarse sacerdote, como se acostumbraba por entonces en muchas ocasiones, ingresó como canónigo en Xanten. la vida de los clérigos de aquel tiempo era bastante relajada.

El año de 1110 acompañó al emperador Enrique V a Roma y fue testigo del cautiverio del papa Pascual por las tropas del rey. La infeliz acumulación de poderes espirituales y temporales en una persona consagrada y la cuestión de la investidura de los obispos príncipes, por el rey, en contra de la voluntad del papa, fue la causa de aquel secuestro de su persona. Norberto quedó consternado. Pronto abandonó la vida mundana y superficial, abrazando la verdadera vida eclesiástica.

El año de 1115 pidió, por su propia voluntad, la ordenación sacerdotal, significando con este hecho un absoluto desprendimiento de lo bienes materiales. Vendió su castillo, dejó todos su beneficios y se convirtió en sacerdote evangelizador, como los primeros apóstoles, caminando pobre y descalzo por Alemania y Francia. Tenía un permiso especial del papa Gelasio II de poder predicar por donde quisiera.

Su celo persiguió dos fines principales: vivir, por su ejemplo, delante del clero y del pueblo, la pobreza evangélica al pie de la letra y llevar la paz de Cristo a donde siempre existían rivalidades y odios, fueran particulares o generales.

Agotado por las fatigas y enfermo, tuvo que descansar en la casi de su amigo Hugo, el obispo de Valenciennes. Con ayuda del secretario del obispo fundó, en la soledad de Premontré, en 1121, el famoso convento cuna de los frailes premonstratenses.

Bajo la regla austera de san Agustín se desarrolló el concepto de una vida monástica de Canónigos Regulares, unida con el ideal de servir a la pastoral de la Iglesia como clérigos.

Pronto se llenó este convento y muchos otros en Francia, Flandes y Alemania, con una corriente casi inagotable de hombres generosos que fueron atraídos por este doble ideal de contemplación y acción pastoral.

En dos ocasiones se le había ofrecido al santo, aunque en vano  un obispado  pero cuando la Iglesia le pidió que dirigiera la diócesis misionera de Magdeburgo, en la frontera con los países del este, Norberto aceptó en el año de 1126.

Al entrar en su nuevo obispado como fraile humilde y descansa el administrador del edificio no lo quiso dejar pasar por su aspecto totalmente contrario a la pompa de los obispos anteriores. Pronto desarraigó, con intransigencia evangélica, los abusos de administración eclesiástica, de la simonía y toda clase de derroche mundano. Algunos señores feudales atentaron contra la vida del obispo.

Nuestro santo, junto con san Bernardo de Claraval, defendió al papa Inocencio II contra el antipapa Pedro Leoni (Anacleto II), cuando surgió una nueva disputa, por la interferencia del poder civil en los asuntos de la Iglesia.

Eminentes en verdad fueron las obras desarrolladas por san Norberto y sus frailes en favor de los eslavos al este del río Elba y de Dinamarca. En el tiempo de su máximo florecimiento, hubo 3,000 conventos de los frailes premostratenses.

El papa Gregorio XIII canonizó a Norberto en el año de 1582.

 

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que quisiste renovar a tu Iglesia por medio de la predicación y el celo pastoral del obispo San Norberto, concede al pueblo cristiano pastores ejemplares que lo conduzcan a la Salvación eterna, Por nuestro Señor Jesucristo, ... Amén.

"Norberto es contado, con toda razón entre los que más eficazmente contribuyeron a la reforma gregoriana; él en efecto, quiso antes que nada formar un clero entregado a una vida genuinamente evangélica y a la vez apostólica, casto y pobre. Acostumbraba recomendar a este clero tres cosas: 'en el altar y en los divinos oficios, decoro; en el capítulo, enmienda de las desviaciones y negligencias; con respecto a los pobres, atenciones y hospitalidad'". Vida de San Norberto.

 

 

 

Con el Catecismo de la Iglesia Católica entender y  vivir la Palabra



[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]