[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

Domingo 33 del Tiempo Ordinario A 'He ganado otros cinco talentos' - Lecturas y Catecismo: Preparemos con ellos la Acogida de la Palabra de Dios durante la celebración de la Misa dominical parroquial

Páginas relacionadas
El Domingo y el Catecismo
Año Litúrgico Patrístico
Comentarios de Sabios y Santos
Iglesia del Hogar: Preparando en Familia
Catequesis preparatoria para los niños
Ejemplos que iluminan la participación
Recursos: Gráficos - Videos - Audios

 


I. LA PALABRA DE DIOS


II. APUNTE BÍBLICO-LITÚRGICO


III. SITUACIÓN HUMANA


IV. LA FE DE LA IGLESIA


* La fe


* La respuesta


* El testimonio cristiano

 

 

 

 

La Palabra de Dios y yo - cómo acogerla
Falta un dedo: Celebrarla

 

 

con Las Lecturas del Domingo

Lectura del libro de los Proverbios 31,10-13. 19-20. 39-31.

Una mujer hacendosa, ¿quién la hallará?
vale mucho más que las perlas.
Su marido se fía de ella
y no le faltan riquezas.
Le trae ganancias y no pérdidas
todos los días de su vida.
Adquiere lana y lino,
los trabaja con la destreza de sus manos.
Extiende la mano hacia el huso
y sostiene con la palma la rueca.
Abre sus manos al necesitado
y extiende el brazo al pobre.
Engañosa es la gracia, fugaz la hermosura;
la que teme al Señor merece alabanza.
Cantadle por el éxito de su trabajo,
que sus obras la alaben en la plaza.
Palabra de Dios


Salmo Responsorial: Sal 127,1-2. 3. 4-5

R/. Dichoso el que teme al Señor.
¡Dichoso el que teme al Señor
y sigue sus caminos!
Comerás del fruto de tu trabajo,
serás dichoso, te irá bien. R/.

Tu mujer como parra fecunda,
en medio de tu casa;
tus hijos como renuevos de olivo
alrededor de tu mesa.R/.

Esta es la bendición del hombre
que teme al Señor.
Que el Señor te bendiga desde Sión,
que veas la prosperidad de Jerusalén,
todos los días de tu vida.R/.



Lectura de la primera carta del Apóstol San Pablo a los Tesalonicenses 5,1-6.

Hermanos:
En lo referente al tiempo y a las circunstancias no necesitáis que os escriba.
Sabéis perfectamente que el Día del Señor llegará como un ladrón en la noche. Cuando estén diciendo: «paz y seguridad», entonces, de improviso, les sobrevendrá la ruina, como los dolores de parto a la que está encinta, y no podrán escapar.
Pero vosotros, hermanos, no vivís en tinieblas para que ese día no os sorprenda como un ladrón, porque todos sois hijos de la luz e hijos del día; no lo sois de la noche ni de las tinieblas.
Así, pues, no durmamos como los demás, sino estemos vigilantes y vivamos sobriamente.
Palabra de Dios


Aleluya
Permaneced en mí, como yo9 en vosotros - dice el Señor -,
el que permanece en mí da mucho fruto.
Aleluya


Lectura del santo Evangelio según San Mateo 25,14-30.

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos esta parábola:
-Un hombre que se iba al extranjero llamó a sus empleados y los dejó encargados de sus bienes: a uno le dejó cinco talentos de plata; a otro, dos; a otro, uno; a cada cual según su capacidad. Luego se marchó.
[El que recibió cinco talentos fue en seguida a negociar con ellos y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos.
En cambio, el que recibió uno hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor.]
Al cabo de mucho tiempo volvió el señor de aquellos empleados y se puso a ajustar las cuentas con ellos.
Se acercó el que había recibido cinco talentos y le presentó otros cinco, diciendo:
-Señor, cinco talentos me dejaste; mira, he ganado otros cinco.
Su señor le dijo:
-Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor.
Se acercó luego el que había recibido dos talentos, y dijo:
-Señor, dos talentos me dejaste; mira, he ganado otros dos.
Su señor le dijo:
-Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante: pasa al banquete de tu señor.
Finalmente, se acercó el que había recibido un talento y dijo:
-Señor, sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces; tuve miedo y fui a esconder tu talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo.
El señor le respondió:
-Eres un empleado negligente y holgazán. ¿Con que sabías que siego donde no siembro y recojo donde no esparzo? Pues debías haber puesto mi dinero en el banco para que al volver yo pudiera recoger lo mío con los intereses. Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez. Porque al que tiene se le dará y le sobrará; pero al que no tiene se le quitará, hasta lo que tiene. Y a ese empleado inútil echadlo fuera, a las tinieblas; allí será el llanto y el rechinar de dientes.
Palabra del Señor

Con el Catecismo de la Iglesia Católica entender y  vivir la Palabra

II. APUNTE BÍBLICO-LITÚRGICO

 

* La segunda parábola sobre el retorno del Señor destaca el presente como garantía del futuro, de la eternidad. El presente es productivo, como el dinero colocado a interés, porque en el retorno del Señor, se dobla el capital para la eternidad. O se recibe la sentencia de condenación, si no se ha colocado el capital, grande o pequeño, que es la vida de cada uno.

 

* La segunda Lectura destaca la imprevisión del retorno de Cristo para unos, para los “asegurados” en este mundo de “tinieblas”, donde no se ve. Y el deseo cumplido de la venida del Señor para otros, para “los hijos de la luz”, que viven despiertos, vigilantes.

 

* Si bien es cierto que la vida es ir recibiendo dones del Reino de Dios, hoy se nos dice que al final el don es Dios.

 

III. SITUACIÓN HUMANA

 

* Al hilo de la segunda Lectura, toda persona sensata no puede menos de experimentar que las seguridades de este mundo se quiebran. Por eso, la llamada de atención para el fin de esta vida, que es comienzo de la otra, no puede desatenderse. Lo único sensato es vivir vigilante, continuar quizá buscando, mejor deseando el futuro.

* Grande es la confianza de Dios en el hombre, a pesar de todo, porque le sigue otorgando talentos para transformar y mejorar todo.

 

IV. LA FE DE LA IGLESIA

* La fe

 

_ “...  El Hijo no ha venido para juzgar sino para salvar... y para dar la vida que hay en él... Es por el rechazo de la gracia en esta vida por lo que cada uno se juzga ya a sí mismo... es retribuído según sus obras... y puede incluso condenarse eternamente al rechazar el Espíritu de amor...” (679).

 

* La respuesta

 

_ Preparemos el juicio eligiendo ahora el camino de Cristo:

“El camino de Cristo ``lleva a la vida'', un camino contrario ``lleva a la perdición''... La parábola evangélica de los dos caminos está siempre presente en la catequesis de la Iglesia. Significa la importancia de las decisiones morales para nuestra salvación. ``Hay dos caminos, el uno de la vida, el otro de la muerte; pero entre los dos, una gran diferencia'' (Didajé, 1, 1)” (1696).

_ Adelantemos el juicio definitivo en el tribunal de misericordia de la Iglesia:

En el sacramento de la Penitencia, “el pecador, confiándose al juicio misericordioso de Dios, anticipa... el juicio al que será sometido al fin de esta vida terrena. Porque es ahora, en esta vida, cuando nos es ofrecida la elección entre la vida y la muerte, y sólo por el camino de la conversión podemos entrar en el Reino del que el pecado grave nos aparta... Convirtiéndose a Cristo por la penitencia y la fe, el pecador pasa de la muerte a la vida ``y no incurre en juicio''...” (1470).

 

* El testimonio cristiano

 

_ “Todos estos frutos buenos de nuestra naturaleza y de nuestra inteligencia, tras haberlos propagado por la tierra en el Espíritu del Señor y según su mandato, los encontramos después de nuevo, limpios de toda mancha, iluminados y transfigurados cuando Cristo entregue al Padre el reino eterno y universal. Dios será entonces ``todo en todos'' (GS 39)” (1050).

_ “Quiso Dios ``dejar al hombre en manos de su propia decisión'' (Si 15,14), de modo que busque a su Creador sin coacciones y, adhiriéndose a Él, llegue libremente a la plena y feliz perfección (GS 17)” (1730).

El juicio de Dios se prepara (se instruye) en este mundo. El juicio de Dios se adelanta en el juicio de misericordia del sacramento de la Penitencia.

 



[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]