[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

Dedicación de la Basílica Mayor de San Juan de Letrán - Lecturas y Catecismo: Preparemos con ellos la Acogida de la Palabra de Dios durante la celebración de la Misa parroquial

Páginas relacionadas
La Solemnidad y el Catecismo
Comentarios de Sabios y Santos
Catequesis preparatoria para los niños
Ejemplos que iluminan la participación
Recursos: Gráficos - Videos - Audios

 

Con Las Lecturas
Con El Catecismo

 

 

 

La Palabra de Dios y yo - cómo acogerla
Falta un dedo: Celebrarla

 

 

Las Lecturas de la solemnidad



Lectura del Profeta Ezequiel 47,1-2. 8-9. 12.

En aquellos días, el ángel me hizo volver a la puerta del templo; por debajo del umbral del templo manaba agua hacia Levante -el templo miraba a Levante-, el agua iba bajando por el lado derecho del templo, al mediodía del altar. Me hizo salir por la puerta del Norte y me dirigió por fuera a la puerta exterior que mira a Levante; el agua iba corriendo por el lado derecho.
Me dijo:
-Estas aguas corren a la comarca de Levante, bajarán hasta el Arabá y desembocarán en el mar, el de las aguas pútridas, y lo sanearán.
Todos los seres vivos que bullan allí donde desemboque la corriente, tendrán vida, y habrá peces en abundancia; al desembocar allí estas aguas quedará saneado el mar y habrá vida dondequiera que llegue la corriente.
A la vera del río, en sus dos riberas, crecerán toda clase de frutales; no se marchitarán sus hojas ni sus frutos se acabarán; darán cosecha nueva cada luna, porque los riegan aguas que manan del santuario; su fruto será comestible y sus hojas medicinales.
Palabra de Dios


Salmo responsorial Sal 45, 2-3. 5-6. 8-9

R/ El correr de las acequias alegra la ciudad de Dios,
el Altísimo consagra su morada.
Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza,
poderoso defensor en el peligro. R/

Por eso no tememos aunque tiemble la tierra,
y los montes se desplomen en el mar. R/

El correr de las acequias alegra la ciudad de Dios,
el Altísimo consagra su morada. R/

Teniendo a Dios en medio, no vacila,
Dios la socorre al despuntar la aurora. R/

El Señor de los Ejércitos está con nosotros,
nuestro alcázar es el Dios de Jacob. R/

Venid a ver las obras del Señor,
las maravillas que hace en la tierra. R/



Lectura de la primera carta del apóstol San Pablo a los Corintios 3, 9b-13. 16-17

Hermanos:
Sois edificio de Dios. Conforme al don que Dios me ha dado, yo como hábil arquitecto coloqué el cimiento, otro levanta el edificio. Mire cada uno cómo construye.
¿No sabéis que sois templos de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros?
Si alguno destruye el templo de Dios, Dios lo destruirá a él; porque el templo de Dios es santo: ese templo sois vosotros.
Palabra de Dios


Aleluya
Elijo y consagro este templo - dice el Señor -
para que esté en él mi nombre eternamente
Aleluya


Lectura del santo Evangelio según San Juan 2,13-22.

En aquel tiempo se acercaba la Pascua de los judíos y Jesús subió a Jerusalén. Y encontró en el templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas sentados; y, haciendo un azote de cordeles, los echó a todos del templo, ovejas y bueyes; y a los cambistas les esparció las monedas y les volcó las mesas; y a los que vendían palomas les dijo:
-Quitad esto de aquí: no convirtáis en un mercado la casa de mi Padre.
Sus discípulos se acordaron de lo que está escrito: «El celo de tu casa me devora.»
Entonces intervinieron los judíos y le preguntaron:
-¿Qué signos nos muestras para obrar así?
Jesús contestó:
-Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.
Los judíos replicaron:
-Cuarenta y seis años ha costado construir este templo, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?
Pero él hablaba del templo de su cuerpo. Y cuando resucitó de entre los muertos, los discípulos se acordaron de que lo había dicho, y dieron fe a la Escritura y a la Palabra que había dicho Jesús.

Palabra del Señor

 

Con el Catecismo de la Iglesia Católica entender y  vivir la Palabra

 

De El Youcat - Catecismo de los jóvenes
(Nota: Los números entre paréntesis son del Catecismo de la Iglesia Católica)

Capítulo III: Creo en la Santa Iglesia católica


121. ¿Qué significa "Iglesia"?
Iglesia viene del griego ekklesía = los convocados. Todos nosotros, quienes hemos sido bautizados y creemos en Dios, somos convocados por el Señor. Y juntos somos la Iglesia. Como dice san Pablo, Cristo es la Cabeza de la Iglesia. Nosotros somos su Cuerpo. [748­757]
Cuando recibimos los SACRAMENTOS y escuchamos la Palabra de Dios, Cristo está en nosotros y nosotros estamos en él: esto es la IGLESIA. La estrecha comunión de vida de todos los bautizados con Cristo es descrita en la Sagrada Escritura con una gran riqueza de imágenes. A veces se habla del Pueblo de Dios, otras de la esposa de Cristo; unas veces se llama madre a la Iglesia, otras, la familia de Dios o se la compara con los invitados a una boda. Nunca es la Iglesia una mera institución, nunca sólo la "Iglesia oficial", que uno podría rechazar. Nos irritarán las faltas y los defectos que se dan en la Iglesia, pero no nos podemos distanciar nunca de ella, porque Dios ha optado por ella de forma irrevocable y no se aleja de ella a pesar de todos sus pecados. La Iglesia es la presencia de Dios entre nosotros los hombres. Por eso debemos amarla.


Capítulo III: Creo en la Santa Iglesia católica
.
122.¿Para qué quiere Dios la Iglesia?
Dios quiere la Iglesia porque no nos quiere
salvar individualmente, sino juntos. Quiere
convertir a toda la humanidad en su pueblo.
[758-781,802-804]
Nadie alcanza el cielo de forma asocial. Quien sólo se
preocupa de sí mismo y de la salvación de su alma,
vive de forma asocial. Esto es imposible, tanto en el
cielo como en la tierra. El mismo Dios no es asocial;
no es un ser solitario, que se baste a sí mismo. El
Dios trinitario es en sí "social", una comunión, un
eterno intercambio de amor. Según el modelo de Dios, el hombre está hecho para la relación, el intercambio, el compartir y el amor. Somos responsables unos de otros.



Capítulo III: Creo en la Santa Iglesia católica

123.¿Cuál es la misión de la Iglesia?
La misión de la Iglesia es hacer brotar y crecer en
todos los pueblos el reino de Dios, que ha
comenzado ya con Jesús. [763-769,774-776,780]
Allí donde estuvo Jesús, el cielo tocó la tierra:
Comenzaba el reino de Dios, un reino de paz y justicia.
La Iglesia sirve a este reino de Dios. No es un fin en sí
misma. Tiene que continuar lo que ha comenzado con
Cristo. Debe actuar como lo haría Jesús. Continúa
realizando los signos sagrados de Jesús (SACRAMENTOS). Transmite las palabras de Jesús. Por eso la Iglesia, con todas sus debilidades, es realmente un fragmento de cielo en la tierra.



Capítulo III: Creo en la Santa Iglesia católica
124. ¿Por qué la Iglesia es más que una institución?
LLa Iglesia es más que una institución porque es un (MISTERIO) que es a la vez humano y divino. [770-773, 779]
El amor verdadero no es ciego, sino que hace ver. Lo mismo ocurre cuando miramos a la Iglesia: vista desde fuera la Iglesia es únicamente una institución histórica, con logros históricos, pero también con errores e incluso crímenes: una Iglesia de pecadores. Pero esta mirada no es suficientemente profunda. Porque Cristo se ha comprometido de tal modo con nosotros pecadores que no abandona nunca a la Iglesia, incluso si le traicionáramos a diario. Esta unión inseparable de lo humano y lo divino, de pecado y de gracia, forma parte del misterio de la Iglesia. Por eso, vista con los ojos de la fe, la Iglesia es indestructiblemente santa. 0132br />

Capítulo III: Creo en la Santa Iglesia católica
125 ¿Qué es lo que hace único al Pueblo de Dios?
El fundador de este pueblo es Dios Padre. Su líder es Jesucristo. Su fuente de energía es el Espíritu Santo. La puerta de entrada al Pueblo de Dios es el bautismo. Su dignidad es la libertad de los hijos de Dios. Su ley es el amor. Si este pueblo permanece fiel a Dios y busca ante todo el reino de Dios, transforma el mundo. [781­786]
En medio de todos los pueblos de la tierra existe un pueblo que no es como ningún otro. No se somete a nadie, sólo a Dios. Debe ser como la sal, que da sabor; como la levadura, que lo penetra todo; como la luz, que aleja las oscuridades. Quien pertenece al Pueblo de Dios debe contar con entrar en contradicción abierta con las personas que niegan la existencia de Dios y desprecian sus mandamientos. Pero en la libertad de los hijos de Dios no hay que tener miedo a nada, ni siquiera a la muerte.



Capítulo III: Creo en la Santa Iglesia católica
1126.¿Qué quiere decir que "la Iglesia es el Cuerpo de Cristo"?
Especialmente mediante los SACRAMENTOS del Bautismo y la EUCARISTÍA se establece una unión indisoluble entre Jesucristo y los cristianos.br /> Esta unión es tan fuerte que nos junta a él y a nosotros como cabeza y miembros de un
cuerpo humano y nos convierte en una
unidad. [787­795] 0146, 175, 200, 208, 217


Capítulo III: Creo en la Santa Iglesia católica
127. ¿Qué quiere decir que "la Iglesia es la esposa de Cristo"?
Jesucristo ama a la Iglesia como un esposo ama a su
esposa. Se vincula para siempre a ella y entrega su vida por ella. [796]
Quien ha estado enamorado una vez, intuye lo que es el amor.
Jesús lo sabe y se denomina a sí mismo esposo, que corteja a su esposa con amor ardiente y que desea celebrar la fiesta del amor con ella. Su esposa somos nosotros, la Iglesia. Ya en el 0
AANTIGUO TESTAMENTO se compara el amor de Dios por su pueblo con el amor entre esposo y esposa. Cuando Jesús nos corteja a cada uno de nosotros, ¡cuántas veces es un amante desgraciado, por así decir, enamorado de aquellos que no quieren saber nada de su amor y no le corresponden!

Capítulo III: Creo en la Santa Iglesia católicabr /> 128 ¿Qué quiere decir que la Iglesia es "templo del Espíritu Santo"?
La Iglesia es el lugar del mundo donde el Espíritu Santo está plenamente presente. [797-801,809]
El pueblo de Israel adoraba a Dios en el templo de Jerusalén. Este templo ya no existe. Su puesto lo ha ocupado la Iglesia, que no está sujeta a un lugar determinado. "Donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos" (Mt 18,20). Quien vivifica a la Iglesia es el Espíritu de Cristo: habita en la palabra de la Sagrada Escritura y está presente en los signos sagrados de los SACRAMENTOS. Habita en los
corazones de los fieles y habla en sus oraciones. Conduce a la Iglesia y le otorga sus dones (0CARISMAS), tanto los sencillos como los extraordinarios.
Quien se confía al Espíritu Santo puede experimentar también hoy verdaderos milagros. 0113-120,203-205,310-311



CCapítulo III: Creo en la Iglesia, una, santa, católica y apostólica
129. ¿Por qué sólo puede haber una Iglesia?br /> Así como sólo existe un único Cristo, sólo puede existir un único cuerpo de Cristo, una única esposa de Cristo, y por tanto sólo una única Iglesia de Cristo. Él es la Cabeza; la Iglesia, su Cuerpo. Juntos forman el "Cristo total" (san Agustín). Así como el cuerpo tiene muchos miembros, pero es solamente uno, así la Iglesia una existe en y está formada por muchas Iglesias particulares (diócesis). [811­816, 866, 870]
Jesús edificó su Iglesia sobre el fundamento de los 0APÓSTOLES, que
permanece hasta hoy. Es la Iglesia que subsiste en la Iglesia católica. La fe de los APÓSTOLES, bajo la dirección del ministerio de Pedro, que "preside en la caridad" (san Ignacio de Antioquía), se transmitió en la Iglesia de generación en generación. También los SACRAMENTOS,
qque Jesús confió al colegio apostólico, siguen actuando con la misma fuerza de su origen.



Capítulo III: Creo en la Iglesia, una, santa, católica y apostólica .
130. ¿También los cristianos no católicos son nuestros hermanos y hermanas?
Todos los bautizados pertenecen a la Iglesia de Cristo. Por eso también los bautizados que están separados de la plena comunión con la Iglesia católica se llaman con razón cristianos y son por ello nuestros hermanos y hermanas. [817819]
Las rupturas de la única Iglesia de Cristo surgieron por falsificaciones de la doctrina de Cristo, por faltas humanas y por escasa disposición a la reconciliación (con frecuencia en los representantes de ambas partes). Los cristianos de hoy no son responsables de las divisiones históricas de la Iglesia. El Espíritu Santo actúa también en las IGLESIAS y COMUNIDADES ECLESIALES separadas de la Iglesia católica para la salvación de los hombres. Todos los dones en ellas presentes, como por ejemplo la Sagrada Escritura, los 0 SACRAMENTOS, la fe, la esperanza, la caridad y otros 0CARISMAS, proceden de Cristo. Donde habita el Espíritu de Cristo, hay una dinámica interna en dirección a la "reunificación", porque lo que pertenece a un mismo ser tiende a unirse.

Capítulo III: Creo en la Iglesia, una, santa, católica y apostólica
131. ¿Qué debemos hacer por la unidad de los cristianos?
Debemos escuchar las palabras y los hechos de Cristo, cuya voluntad declarada es "que todos sean uno" (Jn 17,21). [820­822]
Independientemente de la edad de cada cual, la unidad de los cristianos nos afecta a todos. La unidad fue uno de los deseos más importantes de Jesús: "Que todos sean uno [ ... ] para que el mundo crea que tú me has enviado" (Jn 17,21). Las divisiones son como heridas en el Cuerpo de Cristo, duelen y supuran. Las divisiones conducen a enemistades y debilitan la fe y la credibilidad de los cristianos. Para que el escándalo de la separación desaparezca del mundo es necesaria la conversión de todos los afectados, también el conocimiento de las propias convicciones de fe y las controversias con las de los otros, pero especialmente es necesaria la oración común y el servicio común de los cristianos a los hombres. Los responsables de la Iglesia no deben dejar que se interrumpa el diálogo teológico.

Capítulo III: Creo en la Iglesia, una, santa, católica y apostólica
132. ¿Por qué es santa la Iglesia?
La Iglesia no es santa porque todos sus miembros sean santos, sino porque Dios es santo y actúa en ella y por ella. Todos los miembros de la Iglesia están santificados por el bautismo. [823­829]
Siempre que nos dejamos tocar por el Dios trino, crecemos en el amor, somos santificados y santos. Los santos son amantes, no porque ellos sean capaces de amar por sí mismos, sino porque Dios los ha tocado. Ellos transmiten a los hombres el amor que han experimentado de Dios, cada uno en su modo propio, a menudo original. Llegados junto a Dios santifican también a la Iglesia, porque "pasan su cielo" apoyándonos a nosotros en el camino de la SANTIDAD. 124

Capítulo III: Creo en la Iglesia, una, santa, católica y apostólica
133. ¿Por qué se llama católica la Iglesia?
"Católico" (del griego katholon) quiere
decir estar referido a la totalidad. La Iglesia es católica porque Cristo la ha llamado a confesar toda la fe, a conservar y dispensar todos los SACRAMENTOS y a anunciar a todos la Buena Noticia; y la ha enviado a todos los pueblos. [830­631,849­856]

Capítulo III: Creo en la Iglesia, una, santa, católica y apostólica
134. ¿Quién pertenece a la Iglesia católica?
Pertenece a la plena comunión con la
Iglesia católica quien se vincula a
Jesucristo en unidad con el PAPA y los
OBISPOS mediante la confesión de la fe
católica y la recepción de los SACRAMENTOS. [836­838]
Dios quiso una Iglesia para todos. Por desgracia
los cristianos hemos sido infieles a este deseo de Cristo. Sin embargo hoy estamos aún unidos entre nosotros estrechamente mediante la fe y el bautismo común.


Capítulo III: Creo en la Iglesia, una, santa, católica y apostólica
135. ¿Qué relación tiene la Iglesia con los judíos?
Los judíos son los "hermanos mayores" de los cristianos, porque Dios los amó en primer lugar y les habló primero a ellos. El hecho de que Jesucristo, como hombre, sea un judío, nos une. Que la Iglesia reconozca en él al Hijo de Dios vivo, nos separa. Estamos unidos en la espera de la venida definitiva del Mesías. [839­840]
La fe judía es la raíz de nuestra fe. La Sagrada Escritura de los judíos, que nosotros llamamos 0ANTIGUO TESTAMENTO, es la primera parte de nuestra Sagrada Escritura. La visión judeocristiana del hombre, cuya ética está marcada por los diez mandamientos, es el fundamento de las democracias occidentales. Es vergonzoso que los cristianos, a lo largo de muchos siglos, no hayan querido admitir este parentesco tan estrecho con el judaísmo y, con justificaciones pseudoteológicas, hayan contribuido a fomentar un odio a los judíos que a menudo ha tenido efectos mortales. El papa beato Juan Pablo II, con motivo del Jubileo del año 2000, pidió expresamente perdón por ello. El Concilio Vaticano II deja claro que no se debe imputar a los judíos como pueblo ninguna culpa colectiva en la muerte en cruz de Jesús. 96-97,335


Capítulo III: Creo en la Iglesia, una, santa, católica y apostólica
136. ¿Cómo ve la Iglesia a las demás religiones?
La Iglesia respeta todo lo que en las demás ORELIGIONES es bueno y verdadero. Respeta y fomenta la libertad religiosa como derecho humano. Sin embargo, ella sabe que Jesucristo es el único Salvador de los hombres. Sólo él es "el camino y la verdad y la vida" (Jn 14,6). [841­845,846­848]
Todo aquel que busca a Dios nos resulta cercano a los cristianos. Hay un grado especial de "parentesco" con los musulmanes. Al igual que el judaísmo y el cristianismo, el islam pertenece también a las RELIGIONES monoteístas (MONOTEÍSMO). También los musulmanes veneran al Dios creador ya Abraham como padre de su fe. Para el Corán, Jesús es un gran profeta. María, su Madre, es la madre del profeta. La Iglesia enseña que todos los hombres que sin culpa suya no conocen a Cristo ni a su Iglesia, pero buscan sinceramente a Dios y siguen la voz de su conciencia, pueden alcanzar la salvación con la ayuda de la gracia. Sin embargo, quien ha conocido que Jesucristo es "el camino, la verdad y la vida", pero no quiere seguirle, no alcanza la salvación. Esto es lo que se expresa con la frase "Extra ecclesiam nulla salus" (Fuera de la Iglesia no hay salvación).


Capítulo III: Creo en la Iglesia, una, santa, católica y apostólica
137. ¿Por qué la Iglesia se llama apostólica?
La IGLESIA se llama apostólica porque, fundada
sobre los APÓSTOLES, mantiene su tradición y es
guiada por sus sucesores. [857­860, 869,877]
Jesús llamó a los APÓSTOLES como sus más estrechos
colaboradores. Fueron sus testigos oculares. Después de su
Resurrección se les apareció en varias ocasiones. Les
concedió el Espíritu Santo y los envió como sus mensajeros
autorizados por todo el mundo. En la Iglesia primitiva eran los garantes de la unidad. Su misión y poder los
transmitieron, mediante la de las manos, a los OBISPOS,
sus sucesores. Así se hace hasta hoy. Este proceso se
denomina SUCESIÓN APOSTÓLICA. 92

Capítulo III: Creo en la Iglesia, una, santa, católica y apostólica
138. ¿Cómo está estructurada la Iglesia una, santa, católica y apostólica? En la Iglesia hay LAICOS y clérigos (CLERO). Como hijos de
Dios tienen la misma dignidad. Tienen misiones de igual valor, pero diferentes. La misión de los laicos es orientar el mundo entero hacia el reino de Dios. Junto a ellos están los ministros ordenados (clérigos) con los ministerios del gobierno de la Iglesia, de la enseñanza y de la santificación. En ambos estados de vida hay cristianos que, en castidad, pobreza y obediencia, se ponen de modo especial al servicio de Dios (por ejemplo, los religiosos). [871­876, 934, 935]
Todo cristiano tiene la misión de testimoniar el evangelio con la propia vida. Pero Dios traza un camino propio para cada persona. A unos los envía como 0LAICOS, para que construyan el reino de Dios en medio del mundo, en la familia y en el trabajo. Para ello cuentan con los dones necesarios del Espíritu Santo en el bautismo y la CONFIRMACIÓN. A otros les encomienda el ministerio pastoral; tienen que gobernar, enseñar y santificar a su pueblo. Nadie se puede atribuir este encargo; es el Señor mismo quien lo concede y confiere la fuerza divina mediante el orden sagrado. De este modo pueden actuar en lugar de Cristo y dispensar los 0 SACRAMENTOS. 259

Capítulo III: Creo en la Iglesia, una, santa, católica y apostólica
139. ¿En qué consiste la vocación de los laicos?
Los LAICOS son enviados para comprometerse en la sociedad, para que el reino de Dios pueda crecer entre los hombres. [897 913,940-943]
Un D LAICO no es un cristiano de segunda clase, porque participa del sacerdocio de Cristo (sacerdocio común). Se ocupa de que las personas de su entorno (en el colegio, la formación, la familia y el trabajo) conozcan el Evangelio y aprendan a amar a Cristo. Mediante su fe influye en la sociedad, la economía y la política. Respalda la vida eclesial, asumiendo por ejemplo servicios de acólito o lector, se ofrece como responsable de grupos, participa en consejos y comisiones eclesiales (por ejemplo el consejo pastoral parroquial o el consejo económico). Los jóvenes deben reflexionar especialmente sobre el lugar que Dios quiere que ocupen.

Capítulo III: Creo en la Iglesia, una, santa, católica y apostólica
140. ¿Por qué la Iglesia no es una organización democrática?
El principio de la democracia es: todo poder emana del pueblo. Pero en la Iglesia todo poder emana de Cristo. por eso la Iglesia tiene una constitución jerárquica. Al mismo tiempo Cristo le otorgó, sin embargo, una estructura colegial. [874­879]
El elemento jerárquico en la Iglesia consiste en que es el mismo Cristo quien actúa en ella ' cuando los ministros sagrados por gracia de Dios hacen y dan lo que no podrían hacer ni dar por sí mismos, es decir, cuando dispensan, en lugar de Cristo, los 0SACRAMENTOS y enseñan con su autoridad.
El elemento colegial en la Iglesia consiste en que Cristo ha confiado la totalidad de la fe a una comunidad de doce APÓSTOLES, cuyos sucesores, bajo el primado de Pedro, dirigen la Iglesia. Partiendo de este enfoque colegial los concilios son un elemento irrenunciable de la Iglesia. Pero también en otros órganos colegiados de la Iglesia, en sínodos y consejos, pueden fructificar la multitud de los dones del Espíritu y la universalidad de la Iglesia de todo el mundo.

Capítulo III: Creo en la Iglesia, una, santa, católica y apostólica
141 ¿Cuál es la misión del Papa?
Como sucesor de san Pedro y cabeza del colegio episcopal, el PAPA es el garante de la unidad de la Iglesia. Tiene la potestad pastoral suprema y es la autoridad máxima en las decisiones doctrinales y disciplinares. [880-882,936-937]
Jesús otorgó a Pedro una primacía única entre los APÓSTOLES. Esto le convirtió en la autoridad suprema de la Iglesia primitiva. ROMA, la Iglesia local al frente de la cual estaba Pedro, y el lugar de su martirio, se convirtió después de su muerte en la orientación interior de la Iglesia naciente. Toda comunidad debía estar de acuerdo con Roma; ésta era la regla de la fe recta, plena y apostólica. Hasta nuestros días, todo OBISPO de Roma, como Pedro, es el supremo Pastor de la Iglesia, cuya verdadera Cabeza es Cristo. Sólo en esta función es elD PAPA el "Vicario de Cristo en la tierra". Como autoridad suprema pastoral y doctrinal, vela por la transmisión auténtica de la fe. Si es necesario debe retirar el permiso de enseñanza o suspender a ministros ordenados en casos de faltas graves en su ministerio en cuestiones de fe y moral. La unidad en cuestiones de fe y moral, que está garantizada por el MAGISTERIO, al frente del cual está el Papa, constituye una parte de la capacidad de resistencia y del atractivo de la Iglesia católica.


Capítulo III: Creo en la Iglesia, una, santa, católica y apostólica
142. ¿Pueden los obispos actuar y enseñar en contradicción con el Papa? ¿O el Papa contra los obispos?
Los OBISPOS no pueden actuar ni enseñar contra el PAPA, sino únicamente junto con él. El Papa, por el
contrario, puede, en casos claramente determinados, tomar decisiones sin el acuerdo de los obispos. [880­890]
No obstante, el PAPA en sus decisiones está sujeto a la fe de la Iglesia. Existe algo así como el sentido general de la fe de la Iglesia; una convicción fundamental en asuntos de fe, presente en toda la Iglesia y obra del Espíritu Santo, por así decir, el sentido común de la Iglesia, es decir lo que "ha sido creído siempre, en todas partes y por todos" (san Vicente de Lérins).


Capítulo III: Creo en la Iglesia, una, santa, católica y apostólica
143. ¿Es realmente infalible el Papa?
Sí. Pero el PAPA sólo goza de esta infalibilidad cuando proclama
con un acto definitivo la doctrina en cuestiones de fe y moral. También las decisiones magisteriales del colegio episcopal en comunión con el Papa pueden tener carácter infalible, por ejemplo las decisiones de un Concilio Ecuménico cuando proponen una doctrina como definitiva. [888­892]
La infalibilidad del PAPA no tiene nada que ver con su integridad moral ni
con su inteligencia. Infalible es en realidad la Iglesia, pues Jesús le ha prometido el Espíritu Santo, que la sostiene en la verdad y la introduce en ella cada vez más profundamente. Cuando una verdad de fe evidente es negada o tergiversada de repente, la Iglesia debe tener una última palabra que exprese de forma vinculante lo que es verdadero y lo que es falso. Esta palabra es la del Papa. Como sucesor de Pedro y primero de los 0 OBISPOS, tiene el poder de formular la verdad cuestionada según la tradición de la fe de la Iglesia, de tal modo que se presente a los fieles para todos los tiempos como "segura para ser creída o mantenida de manera definitiva". Un caso particular de esto se da cuando el Papa proclama un dogma. Por eso un dogma no puede nunca tener un contenido "nuevo". Un dogma se proclama muy raramente. El último es de 1950.


Capítulo III: Creo en la Iglesia, una, santa, católica y apostólica
144. ¿Cuál es la misión de los obispos?
Los D OBISPOS son los responsables de la Iglesia particular a
ellos encomendada y son corresponsables de toda la Iglesia. Ejercen su autoridad en comunión de unos con otros y para toda la Iglesia bajo la autoridad del PAPA. [886-887,893.896, 938-939]
Los OBISPOS tienen que ser ante todo DAPÓSTOLES, testigos fieles
de Jesús, que los ha llamado personalmente a su lado y los ha enviado. De este modo llevan a Cristo a los hombres y a los hombres a Cristo. Esto se realiza mediante la predicación, la celebración de los sacramentos y el gobierno de la Iglesia. Como sucesor de los APÓSTOLES, el obispo ejerce su ministerio con su propia autoridad apostólica; no es un comisionado o una especie de asistente del Papa, sino que actúa junto con el PAPA y bajo su autoridad.


Capítulo III: Creo en la Iglesia, una, santa, católica y apostólica
145. ¿Por qué quiere Jesús que existan personas que vivan para siempre una vida en pobreza, castidad y obediencia?
Dios es amor. Él desea también nuestro amor. Una forma de entrega amorosa a Dios es vivir como Jesús, pobre, casto y obediente. Quien vive así tiene la cabeza, el corazón y las manos libres para Dios y para los hombres. [914-933, 944-945]
No faltan nunca personas que se dejan conquistar totalmente por Jesús, de modo que, "por el reino de los cielos" (Mt 19,12), lo dejan todo por Dios, incluso dones tan hermosos como la propiedad privada, la autodeterminación y el amor conyugal. Esta vida según los
CONSEJOS EVANGÉLICOS en pobreza, castidad y obediencia muestra a todos los cristianos que el mundo no lo es todo. Sólo el encuentro "cara a cara" con el Esposo divino hará feliz al hombre de modo definitivo.



[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]